VIVIENNE WESTWOOD, DE PUNK A LADY

¡Este es nuestro resumen de la vida de la diseñadora británica Vivienne Westwood!

El país la ha llamado muchas veces “la mujer que convirtió la excentricidad en moda”

“La ropa le sienta mejor a la gente que se empeña en usar su inteligencia”
-Vivienne Westwood.

“¡Esos británicos! Escandalizan, provocan y escenifican de tal forma que, al principio, su verdadero talento permanece oculto” es la frase con la que Charlotte Seeling comienza su reseña sobre Alexander McQueen en su libro MODA 150 años. En el texto, hará referencia a Vivienne Westwood y otros diseñadores ingleses que se han caracterizado por su irreverencia. Pero, acaso, ¿Se sabe de todos esos -ahora- crímenes de la moda que cometió la inglesa en sus inicios?

La madre… bueno, ahora abuela del punk cumple 75 años este ocho de abril y no hay mejor manera de celebrarlo que hacer un paseo breve por su carrera. Vivienne Westwood fue la hija de una hiladora y un comerciante del condado británico de Derbyshire, una maestra de arte de 26 años, divorciada y con un hijo, que se consiguió con un Malcolm McLaren que le cambió la vida. El que después se convertiría en manager de la famosa banda Sex Pistols fue una grandísima influenia en su vida y es, en gran parte, a quien le debemos el descubrimiento de su talento.

Westwood conoció a McLaren y al poco tiempo de empezar a salir juntos, la diseñadora quedó embarazada y tuvo su segundo hijo. Era la época de la decadencia, el descontrol y la bandera del “the best taste is bad taste” (el mejor gusto es el mal gusto), inicios de los 70, y estos rebeldes decidieron materializaron un negocio textil y abrieron la boutique “Let it rock”, que cambió de nombre varias veces a lo largo de su historia y conforme la moda de la época. “Too fast to live, too young to die” (demasiado rápido para vivir, demasiado joven para morir), “SEX”, “Seditionaries” y “World’s End” (El fin del mundo), fueron algunos de los nombres por los que pasó.

Los punks cambiaron el peace and love (paz y amor) por el sex and violence (sexo y violencia), se ocuparon de establecer la anarquía y Westwood se convirtió en su madre junto a McLaren. Hasta hace un par de años no era tan conocido el hecho de que fue una relación tormentosa, en la que ninguno de los dos la pasaron muy bien. Tanto su hijo, Joseph-Ferdinand Corré, como la británica, confesaron en sus memorias que Malcolm no era una “buena” persona y estaba muy alejado de la imagen del esposo cool que se había formado de él.

La anti-moda seguía siendo el lema años después de la fundación de la boutique, cuando Westwood saca su colección “Esclavitud” en la que las prendas estaban llenas de hebillas y correas. Fue la cuna de mucha de la inspiración sado que vino después. En 1981 presentó “Pirata”, la primera colección en la sacó los pantalones de montar e hizo cortes asimétricos. Para 1985, con “Mini-Crini”, la diseñadora tomaría la decisión de trasladarse a París para empezar a realizar los desfiles tan espectaculares que la han caracterizado con los años. En la colección aparecían los zapatos de plataforma, corsés, trajes sastre en tweed escocés y los tailleurs con polisón. Desde ese momento el tartán comenzó a ser el estampado predilecto de la británica.

No hay que olvidarse de su aparición en 1992, ante la Reina de Inglaterra sin ropa interior. Hecho que causó revuelo no sólo en todos los presentes, sino en todos los enterados. No obstante, lejos de todo punk, decadencia, descontrol, anarquía, y los demás adjetivos que la calificaron y enmarcaron la época de su surgimiento, La Reina no se disgustó tanto por su polémica aparición y 14 años después Westwood fue nombrada Dama de la Orden del Imperio Británico.

Actualmente, la diseñadora sigue siendo una rebelde que ha canalizado esa anarquía hacia las causas sociales y ambientales. Ahora prefiere llevar camisetas con emblemas protestantes que vestir de hebillas y látex. Su imperio lo encabeza su esposo -25 años menor que ella- Andreas Kronthale y, aunque las opiniones en cuanto a su primera colección solo fueron muy variadas, la británica lo apoyó incondicionalmente y ambos salieron a la pasarela a recibir los aplausos de todos los presentes en el desfile el pasado marzo. Todo el punkquedó atrás y aunque sigue siendo irreverente, se ha convertido en todo una dama de la moda.

 

“La ropa le sienta mejor a la gente que se empeña en usar su inteligencia”

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios

  • 728x90