TOP 10 PELÍCULAS DE AUDREY HEPBURN

Este es nuestro top 10 de películas del eterno icono de la moda y el cine clásico: Audrey Hepburn. 

“Todo lo que aprendí, lo aprendí de las películas.”
-Audrey Hepburn.

Es una de las actrices más reconocidas mundialmente. Su actuación en películas que han ido construyendo la historia le sirvió no sólo para ganar premios y volverse una de las grandes de Hollywood, sino para convertirse un icono de estilo.

Audrey Hepburn podría ser, probablemente, más importante para el mundo de la moda que para el de la actuación. No la subestimamos como actriz, pero sí la divinizamos como musa.

Era una de las favoritas de Givenchy y el effortless podría haber nacido de la elegancia de su simpleza refinada y distinguida. Audrey fue la Holly con la que todas queremos identificarnos, más allá de por ser una mujer que persigue siempre algo más porque no está conforme con lo que tiene (o está, más bien, perdida), porque tenía un estilo exquisito y es de las cosas que mejor recordamos de Breakfast at Tiffany’s.

Fue a la que Rex Harrison convirtió en todo una dama capaz de que hasta un príncipe la invitara a bailar. Fue la que con su cara de ángel conquistó a Fred Astaire y también a un desesperanzado Humphrey Bogart. Por eso, su cumpleaños y más, hoy tenemos un top 10 de nuestras películas favoritas de este icono eterno.

Roman Holiday (1953)

Vacaciones en Roma o también llamada La princesa que quería vivir es una película que dirige William Wyler y narra la historia de una princesa que está de visita en la ciudad y está cansada de sus obligaciones, por esto, decide salir una noche y “vivir”. No obstante, se queda dormida y es descubierta por un periodista que tiene que hacer una nota exclusiva sobre ella para poder ganarse 5000 dólares. A todas estas, decide darle un tour por Roma como una turista más y viven momentos muy especiales hasta que les toca volver a la realidad.

Sabrina (1954)

Esta es una de las películas donde Audrey pasa de ser una muchacha común a una mujer con un estilo y modales increíbles. En Sabrina es la hija de un chófer de una gran familia que está enamorada del hijo menor. Para matar su despecho, ya que éste no le corresponde, se va a estudiar cocina en París y vuelve siendo todo una dama parisina que sigue enamorada de él. No obstante, el hermano mayor de la familia, quien se encarga de los negocios, en son de hacer querer entrar en razón a Sabrina sobre la relación con su hermano, termina en una situación que involucra también sus sentimientos. La  dirige Sydney Pollack.

Funny Face (1957)

Con Cara de ángel es un musical dirigido por Stanley Donen, donde un fotógrafo de una reconocida revista de moda se fija en Audrey -ratón de biblioteca- para realizar una campaña, ya que, al parecer, es lo que estaba buscando. Se la lleva a París e intenta convertirla en supermodelo, pero se consigue con una niña que se inclina más por la filosofía que por esas superficialidades… No obstante, tiene un final feliz. #spoiler

Love in the afternoon (1957)

Aquí Audrey es la hija de un famoso detective que está investigando a un playboy y, en su afán de también investigarlo, termina enamorada de él. Es dirigida por Billy Wilder.

The Children’s hour (1961)

Una de mis favoritas de las no tan conocidas de Audrey, conocida en español como La Calumnia y dirigida por William Wyler -también-, cuenta la historia de dos amigas a cargo de una escuela en el pueblo donde viven. Una de las niñas a las que educan, en un plan vengativo, decide crear un rumor acerca de sentimientos homosexuales de una de las profesoras hacia la otra -que es Audrey Hepburn y está comprometida con un doctor-. Tras muchos malos entendidos, la profesora termina suicidándose y aceptando que, aunque la niña había dicho mentiras, sí tenía dichos sentimientos hacia su amiga.

Breakfast at Tiffany’s (1961)

Creo que es su película más famosa, es español se le conoce como Desayuno con diamantes y la dirige Blake Edwards. Aquí se cuenta la historia de una muchacha sin pretensiones de pertenecer a algún lugar o persona. Un alma libre pero encarcelada por el miedo que tiene, que se consigue con un escritor que termina enamorado de ella y la mete en una encrucijada con sus propios sentimientos. Es bastante diferente al libro, pero cada uno puede brillar por separado, en mi opinión.

Charade (1963)

Esta película dirigida también por Stanley Donen, cuenta la historia de una mujer que regresa de unas vacaciones y se consigue con que han asesinado a su esposo. Es llevada a la Embajada de Estados Unidos para explicarle que el difunto estaba involucrado en un crimen y allí conoce a un agente de la CIA con el que empezará a tener sucesos desafortunados afortunados hasta que descubren toda la verdad.

My Fair Lady (1964)

Otro musical, pero esta vez por George Cukor, narra la vida de una muchacha que vende flores afuera de una opera, tiene un acento cockney muy marcado y muy pocos modales. No obstante, un importante profesor de fonética, en su afán de demostrar que puede hacer hablar bien a cualquier mujer, empieza a darle clases para que mejore su dicción y presencia. Así, Eliza se convierte en todo una dama.

How to steal a million (1966)

Aquí Audrey es la hija de un famoso -falsificador- coleccionista de arte que está a punto de ser descubierto como estafador. Como hija que ama a su padre, no quiere que vaya a la cárcel así que decide contratar a un ladrón de guante blanco para robar la Venus antes de esto ocurra. La dirige William Wyler.

Two for the road (1967)

La última de nuestra lista es también dirigida por Stanley Donen, para su época no eran tan común las películas llenas de saltos en el tiempo, por lo que se consideró bastante experimental. Cuenta la historia de una relación que está en un punto crítico y realizan un viaje en el que recuerdan, entre tantas cosas, por qué están juntos.

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 728x90