SHINNING GRUNGE!

¡Un día de moda, arte y cultura en La Plaza Los Palos Grandes! Ah, y de algunos sucesos un poco estresantes. Pero el positivismo hace milagros.

“Descubrí que mi obsesión de que cada cosa estuviera en su puesto, cada asunto en su tiempo, cada palabra en su estilo, no era el premio merecido de una mente en orden, sino al contrario, todo un sistema de simulación inventado por mí para ocultar el desorden de mi naturaleza”

-Memorias de mis putas tristes, Gabriel García Marquez.

¿Saben de esos días en los que todo lo que puede salir mal, sale mal? O bueno, no todo, pero sí muchas cosas de las cuales depende tú día… Así más o menos fue el día de estas fotos. Par de cosas salieron como no debían, y aunque en otras circunstancias hubiese entrado en crisis y pánico, no lo hice -tanto-.

Creo que eso de ser más positiva me ha ayudado un poco a tomarme las cosas con calma y ver los factores positivos de todas las situaciones. He aprendido que si algo no sale en el momento en el que planeo hacerlo -por razones externas a mí- es porque capaz es probable que no haya sido el momento para que tal cosa se diera, o porque algo mejor tomará su lugar.

Y sí, suena mucho a autoayuda y Paulo Coehlo, pero más allá de todo ese fake positivismo, siempre he creído que mucho de lo que atraes lo haces por lo que piensas. Y es verdad que nadie planea o piensa en que algo le salga mal, pero el poder de la mente en ese momento está en tomárselo con calma y ver qué de bueno te trae esa situación.

Uno de los sucesos accidentados de ese día fue que dejé las llaves del carro dentro de él y se me cerró. Cabe destacar que aunque el vehículo tiene el autocerrado, pocas veces lo hace TAN rápido y algunas ni lo hace.

Fue cuestión de segundos: Michelle abre la puerta, saca algo, pone la llave en el asiento trasero, recuerda que se le quedó algo en el delantero, cierra la puerta trasera, instantáneamente los seguros se cierran y acto siguiente, evidentemente, no puede abrir la puerta de adelante. No lo podía ni creer. Duramos -afortunadamente estaba acompañada- más de hora y media intentando abrirlo -la llave de repuesto no era una opción- y terminamos llamando a un “cerrajero” para que lo abriera.

Nuestro “cerrajero” no fue más que un malandro institucionalizado. Con todo el respeto que se merece el amable señor. Pero me pareció una exageración lo que me cobraron por abrir la puerta del carro con una “palanca” al mejor estilo de alguien que va a robar el carro. En ese momento solo pensaba “la gente no cobra por lo que hay que hacer, sino porque SABE qué hay que hacer”, para sentirme un poco mejor con respecto a haber pagado por un tonto descuido. No obstante, decidí aprovechar al máximo las cosas que salieron bien o las que pude hacer con éxito y me agarré de ahí para equilibrar.

Exhibición “De Giotto a Caravaggio” en la Plaza Los Palos Grandes:

Por otro lado, y entre las cosas positivas de ese día, conocí la exhibición “De Giotto a Caravaggio: el nacimiento del mundo moderno a través de la pintura italiana”, que estará presente en La Plaza Los Palos Grandes hasta el cuatro de julio.

Si son de los que les gustan este tipo de actividades culturales, no duden en ir. Es un espacio muy chevere para pasar la tarde. Además, conoces un poco más sobre los pintores más importantes de Italia y sus grandes obras. En este artículo pueden leer un poquito más. 

En este look hay cosas que ni de broma me hubiese puesto antes y este año, de nuevo, me atreví a atreverme. La primera es el body. Los odiaba porque había visto pocas personas que me parecieran decentes con uno puesto. Es una pieza muy delicada aunque TODO el mundo crea que le queda bien. La verdad no. Y no tiene que ver con contextura, es más con el tipo de body -como pieza- y la actitud.

Sin embargo, al probarme este caí enamorada de la tela -aparte de que el color es espectacular- y aunque me queda un pelo grande, me parece que cuando paso cierto tiempo con él puesto, todo calza en su lugar.

Lo segundo es el pant brillante de día. AMO todo lo que sea brillante -en dosis decentes, por supuesto-, pero también me parece delicado de utilizar y de día mucho más. Los complementos deben ser los indicados. Lo tercero es la fulana camisa amarrada el mejor estilo grunge. En otro post había comentado mi tema con el tartán y las pocas piezas que poseo en este tejido.

Aun así, cuando la diseñadora Mariana Camacho me dio la idea de agregar a este look una camisa amarrada dije: ¿por qué no? ¡Este es un año para atreverse! Y aunque el resultado para muchos sea un sincretismo de piezas, para mí es la unión de pequeñas superaciones de los prejuicios personales.

Besis,

M.

 

 

Y aunque el resultado para muchos sea un sincretismo de piezas, para mí es la unión de pequeñas superaciones de los prejuicios personales. 

 

plaza los palos grandes

 

 

 

También podría interesarte:

Marcar el Enlace permanente.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 728x90