Literally a cuasi glitter rock look

Así es como hago mi versión del estilo glitter rock look.

«Porque tengamos plataformas y nos pintemos los labios no significa que no podamos darte una ostia.»
-Mötley Crüe.

Mucho se habla de que el estilo tomboy es llevar piezas masculinas y darle un toque femenino, pero en ese terreno andrógino, poco se ha hablado del estilo en el que los hombres solían -o suelen- agarrar prendas femeninas y llevarlas con la gracia que la seguridad otorga.

La moda ha estado presente como otro elemento de peso en muchísimos movimientos sociales y artísticos que han ocurrido a lo largo de la historia. Pasó con los Hippies, el Punk, el grunge, entre otros en su momento. También con todo el movimiento «independentista» de las mujeres. En cada período, formó parte de los principios o contraprincipios que llevaron a los diferentes grupos a actuar de determinada manera.

Hoy todas estas etiquetas tienen un lugar en ella y se han catapultado como «estilos», que los pertenecientes al fashion world han estudiado, analizado y deciden o no adoptar según sus gustos. Los que no están tan en este mundillo, o reniegan de él, también son víctimas de alguna manera de la influencia de estas tendencias en su día a día, pero ese es otro tema.

Glitter rock look

El Glam rock es un género musical originario de los 70, que se produjo desde Gran Bretaña para el mundo. Musicalmente es un derivado del Rock ‘n’ roll y el estilo suele ser más fresco y espontáneo que el del rock psicodélico. También es llamado Glitter rock y la manera en la que se vestían sus principales exponentes forma parte importante de la identidad del género.

La moda, más que un plus, lo era casi todo después de la música en el Glam rock. Nombres como Marc Bolan y David Bowie resultan tan conocidos como Vivienne Westwood en el punk. El primero, se apropió del leopard print, las botas de pluma, la escarcha o brillantina, entre otros complementos que solían ser femeninos y él adaptaba con provocativa naturalidad.

 Bowie, por su parte, se inspiró en las travestís del entorno de Andy Warhol para hacer del maquillaje parte de su estilo de vida y dejarnos un legado eterno de referencias a él. Después vinieron los trajes metalizados y futuristas.

Lo que más me ha gustado adaptar de este estilo a mi día a día es la parte shinning. Tuve mi temporada de amar el leopard print y las tachas y púas -aunque estas últimas no las utilicé tanto-, pero en mi corazón siempre ha habido un lugar especial para lo brillante y las lentejuelas, solo que al ser algo demasiado delicado hay que ser cuidadosos y no volverse loco utilizándolo.

Por otro lado, estoy enamorada de esta franela y no me la quiero quitar. Más allá de ser de los Arctics, es extremadamente cómoda, la tela es riquísima. No es la primera vez que la ven por aquí ni será de las últimas.

Besis,

M.

 

 

Glitter rock look

 

 

Deja un comentario