Reto mono, de vestido a top

Look para el #RetoMono de la comunidad Fashion Bloggers Vzla.

“El cielo es como un cuadro monocromático contemporáneo, su ilusión de profundidad me atrae y me eleva.”

Ciudades de Papel, John Green.

¡Otro reto de la comunidad Fashion Bloggers Vzla! Esta vez se trata de crear un look monocromático y esto permitió que se desatara un debate sobre los “do and don’t” de esta tendencia.

Principalmente, el tema del calzado fue lo que más discusiones generó. Entre tantas opiniones al respecto, la conclusión que se asomaba era que los zapatos, si no son del color del outfit, pueden ser de otros distinto mientras no le resten protagonismo al color principal. No es lo mismo usar unos botines que unas sandalias básicas y sencillas para complementar un look. 

De los accesorios se dijo más o menos lo mismo, mientras no contrasten ni sean el foco de atención, podrían ser de otro tono. Se puede decir que los looks monocromáticos, más que no permitir el uso de otro color, no deberían tener un color que compita con el principal, ni que le haga contraste, pues se convertiría en uno bicolor o color blocking. 

En mi caso, pasé por tantos colores y terminé en el más inesperado: ladrillo. Se me había ocurrido hacerlo azul marino, blanco o nude, que son de mis colores favoritos a la hora de vestir. El primero, era demasiado mi comfort zone, del segundo, nunca creé un outfit que me gustara lo suficiente y con el tercero me pasaba, más o menos, las dos respuestas anteriores combinadas.

Para los que no saben, los retos tienen un periodo de tiempo en el que se pueden hacer para así lograr que sean mensuales -o bimensuales, en este caso- y yo ya estaba llegando al limite sin escoger mi color cuando de repente un día -sí, así de cuento- me probé un vestido que me había mandado a hacer para un civil con esta falda y descubrí que me gustaba el resultado.

El vestido lo pueden ver en este post. Siempre había querido darle un uso diferente porque me encanta y es una de esas piezas a las que quieres sacarle demasiado provecho, ¡al fin lo logré!. Basándome en la discusión entre todos mis colegas, no me preocupé porque los zapatos fuesen camel en vez de color ladrillo y ¡finalmente pude sacar mi reto mono!

Se puede decir que los looks monocromáticos, más que no permitir el uso de otro color, no deberían tener un color que compita con el principal, ni que le haga contraste, pues se convertiría en uno bicolor o color blocking.

 

Para ver todos los demás outfits del reto no dejen de ingresar en el #RetoMono y la cuenta de Fashion Bloggers Vzla. ¡Hay colores super arriesgados que les encantarán!

Besis,

M.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 728x90