CÓMO SOBREVIVIR A LA RENTRÉE

Guía práctica para sobrevivir al regreso a clases, trabajo y todas las rutinas.

sobrevivir al regreso a clases
“Ningún hombre necesita unas vacaciones más que la persona que acaba de tener unas”
-Elbert Hubbard.

La rentrée no es más que el regreso a clases, a la rutina, el back to school de los franceses y una forma fancy de titular este post. No obstante, en el idioma que sea la vuelta a clases, al trabajo, o a ambas, resulta un total fastidio -para algunas personas- cuánto más se acerca. Después de acostumbrarnos a estar despiertos hasta la madrugada, hacer desastres con nuestra alimentación y no tener deberes, septiembre se convierte en el mejor imitador de los primeros días del año nuevo para hacernos get real y entender que la vida no puede ser una fiesta todo el año. So… Decimos adiós a los amores de verano, a las fiestas hasta el amanecer y las idas despreocupadas a la playa. Algunos psicólogos dicen que la depresión post-vacaciones dura solo dos semanas, así que si sobrevives a ellas, lo demás es “pan comido”.

¿Preparados para decir Hello, work! Hello, school! It’s nice to meet you again -or not-? 

  1. Organízate.

    Sí, esto es hasta que entiendas que ser organizado es importante. Para todo, tanto para los días antes, como para durante y después de entrar a tu rutina de nuevo. Si en tu caso es entrar a clases, la semana antes puedes empezar a buscar todos los útiles, uniforme -de tenerlo- u organizar el closet para saber con qué piezas cuentas para el regreso a clases. Tanto si en tu país las estaciones cambian como si no, es importante hacer un chequeo de la ropa, porque muchas veces hay cosas escondidas que pueden servir para los outfits cómodos que todos desean llevar a la universidad.
    Además, empieza a incluir tus tareas y actividades académicas o profesionales en tu agenda y calendario. Recuerda que aquí tienes 12 consejos para dejar de procrastinar y organizarte mejor. Si tienes hijos, comienza a practicar desde una semana antes lo horarios de ir a la cama, despertarse, comida, etc., para que cuando llegue la rentrée no sea tan dura.

  2. Re-organiza tu closet.

    Esto merece un punto aparte. ¿Por qué?, porque es importante seleccionar esos básicos que te podrás poner 3 veces en una semana sin que los demás lo noten y desaparecer esos shorts de verano que no te vas a poner -ni de loca- para las clases o la oficina. Es decir, re-ordena tu closet de manera que esté dispuesto para la vuelta a clases/trabajo y sea mucho más fácil hacer outfits diariamente. Si eres la super organizada, puedes armar los looks semanales todos los domingos -pero, get real, muy pocas lo logran-.
    Este punto también es importante para colocar en un espacio más visible los zapatos que probablemente uses más en estos meses. Si empiezas la universidad, recuerda que los jeans, los suéteres y chaquetas, las tshirt estampadas y los flats se convierten en tus mejores amigos. Si por otro lado, lo tuyo es volver al trabajo, agrega blazers, camisas de vestir y pumps

  3. Busca un lugar cómodo para hacer tareas u actividades profesionales.

    Y si no, haz de tu escritorio un lugar ameno para sentarte a hacer esos deberes y responder esos emails que tanto tiempo te consumen.

  4. Premiate después de cada tarea.

    También funciona con los deberes del hogar u otras actividades. Si te cuesta mucho ponerte a hacer las tareas, regálate unos minutos de hacer una de tus cosas favoritas después de lograr una actividad. Es una forma satisfactoria de obligarte a terminarla. Puedes hacer una tarea y después ver un capítulo de tu serie favorita, o estar una hora en internet, etc.

  5. Usa Post-its.

    Son una de las mejores herramientas para los workaholic y universitarios. Puedes elegir un color distinto según cada actividad y pegarlos donde quieras. Sirven para hacerte recordar cosas, marcar una página importante, etc.

  6. Arregla tus horarios. Descansa.

    Ya no puedes estar hasta las tres de la mañana en internet o quedarte en reuniones con tus amigos los domingos hasta muy tarde. Es necesario que tengas horarios coherentes que te permitan descansar lo suficiente para afrontar el día que se viene. Cuando estamos cansados, la falta energía nos desmotiva y es evidente que tendremos menos ganas de hacer tareas, ir al trabajo y hacer nuestras actividades de rutina. Puedes empezar a practicar desde una semana antes para que no se haga tan forzado en la primera semana.

  7. Llénate de música cool.

    El verano nos dejó música muy activa y divertida para el back to school, así que métela en tu iPod, celular, quema un cd, lo que sea, para irte divirtiendo mientras te diriges hacia tu escuela, universidad o trabajo. También puedes volver a los programas de radio y emisoras que tanto te gustaban y dejaste de escuchar en vacaciones.

  8. Inserta cosas divertidas a tu rutina.

    Los horarios no son tan malos, en este proceso de organizar tu día y semana puedes incluir hacer ejercicio o consentirte con un día de mascarillas y cuidados para tu cabello y tu piel. También puedes agregar alguna actividad que te relaje y haga feliz.

  9. Empieza algo nuevo junto al regreso a clases.

    Inscríbete o comienza a hacer una actividad nueva que te motive y equilibre “el fastidio” de volver a la rutina.

Marcar el Enlace permanente.

3 comentarios

  1. Los tips estan increibles!!

    Enamorada de tu blog, me estoy leyendo todos los pots!!

  2. Pingback: PIEZAS BÁSICAS PARA EL REGRESO A CLASES – MichelleUz Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 728x90