LE BLONDE STYLES A WEEK!

Así es el estilo de Jésbely Albarrán, o Le Blonde, como todos la conocen.

“Mi amor por VB es infinito.”
-Le Blonde.

Es posible que ya la hayas visto por ahí. Usualmente lleva un abrigo o trench, deportivas blancas y un bolso crossbody. Es la comodidad elegantemente personificada. Su estilo conquistó en Londres a la marca alemana Zalando y le hizo vivir cinco minutos irreales mientras proyectaban su imagen en la famosa plaza Piccadilly Circus.

A Jésbely Albarrán, perdón, a Blonde –como la debes conocer-, le encanta la ropa e ir de shopping, pero es desapegada. Se ha mudado tantas veces –de ciudad, de país, hasta de continente-, que la vida no le ha dado para encariñarse con alguna pieza.

Probablemente su talento para cazar tendencias y utilizarlas de la forma más favorecedora posible también tenga que ver con su desapego. En pocos meses, lo que está “in” ahorita pasará y no lo veremos hasta dentro de casi un año. La moda es así.

Seguramente  también hayas escuchado de Leo. Su relación es el cliché de la mitad de las fashion bloggers y el sueño del resto: es su esposo y su fotógrafo. Además, quien le cumple todos los caprichos aunque muchas veces no los entienda.

Como ese de siempre necesitar algo. Desde una cazadora denim hasta unas sandalias minimal en color nude o negro que todavía no tiene, pero que sabe que le urgen.

Leo también es el responsable de la querida Alma BB de Blonde. Este icóno del Art Deco presentado en 1934 por Louis Vuitton, fue su último regalo de cumpleaños y el mejor que su esposo le ha podido dar. Y aunque probablemente para su próxima vuelta al sol sea reemplazada, por ahora es su bolso favorito.

Su amor por Victoria Beckham  y las piezas sencillas es infinito. En cuanto a la indumentaria, le gustan esas que tienen un toque de no sé qué que las hace únicas. Es muy minimalista y así es como lleva su semana…

 

Lunes 

Al que madruga…

Los lunes, como para muchos, son días difíciles para Blonde. Comienza la semana y debe apresurarse para llegar a tiempo al trabajo sin estar hecha un desastre. A pesar de ser un trabajo de oficina, puede ir como quiera y ella apuesta, religiosamente, por los vaqueros.

Depende del clima, los acompaña con una camiseta o un jersey, las infaltables deportivas y el imprescindible abrigo. Su gusto por éstos es una de las –pocas- razones para agredecerle al clima irlandés. Gracias a él siempre puede llevarlos. “A veces más frescos, a veces más gruesos ¡pero abrigo al fin!”.


 

 

Martes

Total look!

El segundo día de la semana sigue dormida, así que prefiere irse por lo seguro y utilizar un look monocromático. Nada puede ir mal, “no tengo que hacer el mínimo esfuerzo en pensar qué me voy a poner”. Lo ve como un problema, pero la realidad es que a muchos les gustaría tener ese don de simplificar las cosas.

Al cambiar el color del vaquero tiene la sensación de llevar otro tipo de pantalón. Rosa, gris o el inmaculado blanco… El toque de color lo pueden dar las deportivas y el bolso ¡y está lista!


Miércoles

Finalmente despierta

A mitad de semana ya es momento de estar totalmente despierta. Si el clima se lo permite, varía un poco y lleva un top lencero al trabajo. Lo acompaña con un chaleco de rayas, un bolso pequeño, jeans y, por supuesto, sus sneakers.

No es como que Dublín se lo permita mucho, pero siempre que puede muestra un poco de piel. Aunque luego tenga que enrollarse una maxi bufanda gracias al aire acondicionado de la oficina. En su trabajo la mayoría de los empleados son mujeres mayores, así que Jes siempre es la más actual, la que viste diferente.


 

Jueves

After-work date!

Aquí entra Leo en su papel del life goal husband. A pesar de que el viernes habrá trabajo, puede que lleve a Blonde hasta un bar cerca de casa en plan after-work. Para esto, Jes se prepara con unos culottes, una clásica camisa blanca y sus indispensables deportivas y abrigo que esta vez es más arreglado. Se deshace de su “uniforme”, pero sigue en su plan easy-going.


 

Viernes

¿Cuál es el plan?

Si hay un día en el que lleve tacones, esos son los viernes. No siempre, pero en algunos más que en otros le apetece ir más femenina. Si tienen un plan de ir a pasear y cenar, lleva un cropped top lencero, pantalones de vestir negro, unas mules de piel y, por supuesto, el abrigo esencial en sus días.

“Los pocos tacones que uso suelen ser cómodos. Al principio sufro mucho, pero luego se amoldan a mis pies romanos y allí es cuando puedo llevarlos toda la noche”

Si, en cambio, el plan es una noche de peli-pizza-sofá-manta, no tenemos por sentado cuál es su outfit, pero seguramente sigue siendo algo minimal y elegante.


Sábado

No make up kind of day!

Es momento de dejar descansar el rostro y tomarse un tiempo para ella. Los sábados usualmente son de hacer las compras, ir a la pelu y de shopping. El look debe ser ultra cómodo. Va de vestido liso, trench fluido, alpargatas y bandolera.


Domingo

Sunday, funday!

Este es el día en el que Blonde explota su creatividad. El séptimo día de la semana es el momento en el que Leo y ella pasean por la ciudad, van a la iglesia, eligen un lugar muy bonito para comer, ver a los amigos y, por supuesto, hacer fotos para el blog.

La meta es conseguir un outfit muy Blondie y mantenerse cómoda porque caminan mucho. Aunque su estilo lleve intrínseco el sello comodidad, se esfuerza por conseguir el look perfecto bajo éstos parámetros.

Un traje de rayas, bolso pequeño –también muy característico en ella-, deportivas blancas y unas maxi gafas conforman el look de domingo perfecto.


Marcar el Enlace permanente.

6 comentarios

  1. Me encanta tu estilo.. Te ves fresca, cimoda, elegante y oportuna para cada ocasion….eres tu!!!

  2. Wow! Parece ser fácil juntar moda y comodidad. Mucho éxito!!

  3. Me ha encantado el resultado de esta entrevista, me siento como si hubiera sido para Vogue. Excelente trabajo Michi!

    XOLB
    http://www.le-blonde.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 728x90