SITUACIÓN EN VENEZUELA (CARTA EDITORIAL DE JUNIO)

Aquí es donde más puedo hablar de la situación en Venezuela. 

Foto por Manaure Quintero (extraída de Efecto Cocuyo)

“El pueblo se embriaga, la juventud ilustrada, a falta de toda actividad se consume en sueños y quimeras irrealizables”
Crimen y Castigo, Dostoievski.

 

“Detuvieron a Arturo.”

El corazón se para, vuelve a bombear y se oxigena el cerebro. ¿será una broma? ¿Qué ánimos de hacer bromas así en este momento? Los nervios no dejan que la razón hable, pero salen las preguntas típicas:

¿En dónde está?

¿Dónde está?

Juan no responde. Lo llamo. Me explica lo que sabe. Y no sé qué hacer. ¿Será que subo? ¿O es una decisión apresurada? ¿Por qué si apenas ayer nos habíamos visto y hablado de que se cuidara?

Al poco tiempo nos explica una situación que hasta hoy aún no me ha quedado del todo clara, pero todo había sido un malentendido. Un super mal rato.

Al mismo tiempo que la conversación en este grupo de Whatsapp se desarrollaba y todos teníamos el corazón detenido por Arturo, otra pestaña bajaba en mi celular y anunciaba un mensaje que decía algo de alguien que se había suicidado de un piso 18 por no tener qué comer….

Update de la situación en Venezuela

Si me preguntan qué tal está Venezuela no sé qué responder. Lo único que sé es que continuamos luchando por recuperar el país que hemos dejado perder y nos han quitado. Lo que puedo decir es que la crisis humanitaria está cada vez peor –sin hablar de la represión a las protestas-, pero buscamos que termine.

No soy buena analista política. De hecho, hay millones de cosas que todavía no entiendo. Pero sé que no hace falta saber de política para darse cuenta de lo que pasa. Los anaqueles vacíos, la inseguridad, los niños pidiendo en la calle, las colas para el pan y otros productos regulados, más las farmacias vacías y todas las carencias que tenemos los venezolanos en este momento no requieren de un post-grado en ciencias políticas para entenderse.

Le dejo los comentarios inteligentes a los periodistas y otros profesionales con experiencia, los comentarios graciosos a los comediantes y los comentarios haters a los radicales. Por mi parte cada vez me dan ganas de decir menos. Pero sé que no puedo pararme. Por eso he buscado y sigo buscando maneras de aportar a la situación aún mientras sigo trabajando, porque también necesitamos comer.

Junto a Jorgito estamos promoviendo la nueva colección de Highness, donde cada pieza que compren dona un porcentaje al Movimiento Estudiantil para la compra de insumos y otros materiales necesarios.

Todos los días me informo y difundo. Quizás a veces no me queda tiempo ni energía –y mucho menos ánimo de enterarme de todo-, pero cada día pongo mis mejores deseos y ganas de que esto se acabe de una vez por todas y se abran los canales para que recuperemos al país.

Junio en el blog

¿Qué este es un lugar donde nunca antes había metido la política? Pues sí, pero los venezolanos tenemos más de 60 días en la calle y no puedo ignorarlo. Mucha gente mucho más que yo. Pero la lucha es la misma. ¿Qué por qué sigo publicando a veces con regularidad y todo? Porque también necesitamos un escape, una descarga emocional. Necesitamos de proyectos que continuar cuando la situación sea óptima. Y, si somos reduccionistas, simplemente necesitamos comer.

Este mes, de nuevo, no hay abreboca porque no sé qué va a pasar. Mi calendario de contenido está ahí, pero depende de mi humor, de lo que esté sucediendo y de qué tanto necesito escapar de la realidad que nos atañe.

No obstante, sé que ustedes también merecen seguir teniendo este espacio. Tanto si son venezolanos que buscan distraerse, como si son de otro lugar del mundo que, gracias al cielo, continúan teniendo simpatía por mi blog.

Si eres de Venezuela, gracias por tomarte el tiempo de estar aquí aún cuando afuera están reprimiendo, matando o muchos de nuestros hermanos se mueren de hambre. Si eres de otro lugar del mundo, gracias por tomarte el tiempo de estar aquí leyendo cómo me lamento -y dreno mi desesperación- por mi país.

Junio es incierto, pero prometo actualizar lo más que me dejen mis ganas con contenido que sea más útil para esos quienes buscan un escape, una distracción. Por supuesto que trataré de respetar ciertos momentos, pues a veces es muy cínico distraerse. Sé que a veces seré inoportuna, pero i’m doing my best.

De nuevo, gracias.

M.

situación en Venezuela

Infografía extraída de http://elestimulo.com

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 728x90