ESCRIBIR CUANDO NO SE SABE SOBRE QUÉ FT. ZAFUL

Sobre mi paradoja de escribir y un maxi vestido azul de Zaful. 

“La crónica es un intento siempre fracasado de atrapar el tiempo en el que uno vive”
Marín Caparros.

 

Hay días en los que no pasa nada. La inspiración se ha escondido o, peor aún, se ha quedado entre las sábanas acurrucada. Te levantas y nada viene a tu mente. Lees un par de crónicas y nada. Ves un capítulo de la serie de turno y nada. Ves dos, tres, cuatro… te terminas la temporada y nada. Lees noticias, anécdotas y reportajes de tus temas favoritos y, pues nada. No existe un tema para escribir. Te has quedado sin ideas.

No importa cuánto leas y busques sobre cómo mantenerte inspirado, la musa se ha ido. Hay que darle su tiempo para que vuelva. Hoy es uno de esos días y he decidido aprovecharlo. ¿Es que acaso hay un tema más oportuno para escribir que no saber sobre qué escribir?

Actualmente hay muchas preocupaciones en mi cabeza, que si escribir crónicas de causas sociales, que si escribir sobre tendencias, que si la situación del país, que si la tesis, que si no soy buena escribiendo. Me gusta contar historias y nunca puedo narrarlas. Siempre acabo haciendo una descripción vaga, muchas veces impersonal por falta de… ¿por falta de qué?

Sobre aprender a escribir

Sólo sé que de vez en cuando tengo buenas ideas, frases que sé que funcionarían. Las escribo, trato de desarrollar algo a partir de ellas y nada. ¿Cómo empezó Suzy Menkes? Debo investigar más al respecto. El nuevo periodismo –ya no tan nuevo- me ha conquistado al punto de asustarme. Quiero hacer crónicas, pero nunca me atrevo a desarrollarlas.

Sé que la práctica es lo que me hará buena escritora –ya que carezco del talento innato-, pero a veces el tiempo no permite que tenga una buena rutina para escribir y necesito presión externa. ¿Es que sería distinto si trabajase para algún periódico o revista? ¿Cómo trabajaré para un lugar así sino soy lo suficientemente buena?

Tengo este espacio para practicar, pero no es suficiente. No recibo las críticas necesarias –o las más duras y estrictas-. ¿Es que se puede aprender a escribir como quiero? No lo sé, pero tampoco me he adentrado a averiguarlo. En una ocasión hice un taller de crónicas con Héctor Torres, la vida quiere que la cuenten era el nombre –si mal no recuerdo- y cuando tuvimos la oportunidad de que él nos revisara algo, no fui más.

Preferí ausentarme que presentarle algo a uno de los autores contemporáneos venezolanos más “famosos” y reconocidos. El pobre hombre tuvo que cancelar el resto de las clases porque, al parecer, la mayoría de los asistentes habían sido tan cobardes como yo.

Sobre la cobardía

La vida quiere que la cuenten y yo soy una cobarde que no se atreve por no considerarse lo suficientemente buena y no hacer nada al respecto. Una vez alguien me dijo que le gustaba leer y no escribir porque todo ya había sido escrito, pero… ¿es que acaso no se fija que cada día pasa algo nuevo o curioso?

El buen escritor está atento a los detalles, también dicen. Se trata de “encontrar extrañeza en lo que se da por sentado”. Me gusta la moda y sé que habrá buenas cosas que contar por ahí, trato de hacerlo pero ¿es suficiente lo que he hecho? En lo absoluto. No he publicado nada con lo que esté 100% contenta. Hay muchas cosas que me han encantado, como no, pero siento que siempre puedo mejorar más.

Eso me recuerda a cuánto desaproveché de mi carrera por sentir vergüenza de hablarle más a las profesoras de periodismo. Aunque debo decirles que todas eran muy intensas y muy pocas eran de mi agrado total. O muy pocas se ganaban mi confianza a priori, cosa que necesito para hablar con alguien a mis anchas.

Mi timidez no me permitía ser más nerd, hablarles o pedir algún consejo. Desaproveché haber pasado por cuatro periodismos y dos electivas sobre él. Desaproveché a las buenas profesoras que tuve. En especial a Liza López, a quien admiro profundamente en secreto –quizá no tan secreto- y espero nunca lea esto.

Pero si lo hace, entérese de que, si me puedo arrepentir alguna vez de algo, no haber acudido a todas las clases de Periodismo Narrativo en mi noveno semestre y no mostrarme más interesada en lo que digo fue una de mis materias favoritas será una de las primeras cosas en la lista.

Sobre MichelleUz Blog

El miedo a hablarle a una “autoridad” y expresar mis gustos y aficiones a alguien desconocido –desconfiada al fin- no me dejó nunca preguntar más, ni pretender ser guiada. Gracias al blog he aprendido un poco más a dejar la pena, a saber que abrirse no todo el tiempo resulta mal y, sobre todo, este espacio me ha impulsado a escribir aunque considere que no soy buena.

Supongo que esto va de escribir aunque no tenga idea de sobre qué escribir y comunicar mi deseo de aprender a hacerlo. ¿Ustedes han tenido algo que les guste mucho y que consideren no son tan buenos?

-M.

BLUE MAXI DRESS (Zaful)

zaful blue maxi dress

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios

  • 728x90