STYLING A WEEK WITH KUKUI II

Trajes de baño para esta temporada edición: el traje de baño ideal.

 

Hay dos cosas por las que mis amigas solían volverse locas y que a mí me daban completamente igual. Una de ellas eran los zapatos deportivos y la otra los trajes de baño. No entendía cómo dos artículos que no utilizaban todos los días podían ser tan importantes para ellas. Para mí, que vivo en La Guaira y curiosamente sólo iba a la playa cuando estaba de viaje, no era necesario estrenar un traje de baño cada vez que lo hacía.

Es decir, si iba a estar en lugares distintos y no me iba a ver la misma gente ¿por qué comprar más trajes de baño? Siempre tuve tres o cuatro y cuando cumplían su ciclo de uso –o ya no me servían- los suplantaba por la misma cantidad. Nunca tuve más de cinco trajes de baño en uso. Y cabe destacar que casi siempre tenía un favorito que era el que más utilizaba.

 

(PUEDEN VER EL PRIMER STYLE A WEEK CON KUKUI AQUÍ)

 

Mis antiguos trajes de baños favoritos

En mis recuerdos está uno azul con verde tipo strapless. Fue mi primer traje de baño de este modelo, que apenas comenzaba a ponerse de moda en Venezuela y lo amaba. Lo había comprado con mis ahorros por 230 bolívares –de los viejos- (para la época fue súper costoso) en una tienda deportiva del Centro Comercial Jardines Plaza en La Atlántida (Catia la mar).

Me quedaba perfecto, se secaba rápido y la tela era de una excelente calidad, lo use muchísimo y nunca se estiró, decoloró o sufrió cualquier otro daño. No sé en qué momento lo perdí, pero creo que fue un día que fuimos a Chuspa (zona ubicada en lo que los guaireños llamamos “La Costa”, que son los pueblitos después de Los Caracas). Mi último recuerdo de él fue dárselo a mi abuela para que lo guardara. Después no lo vi más.

Luego vino uno negro con fucsia de puntos. Igual strapless, porque ya me había enamorado de ese modelo y fue el que comenzó mi amor por los trajes de baño negros. Aún lo conservo, tiene aproximadamente unos cinco años conmigo.

Evidentemente no sigue intacto, pero lo uso de vez en cuando porque me trae buenos recuerdos de muchos lugares. Desde Los Roques hasta Punta Cana, me acompañó en muchos de los mejores momentos de mis vacaciones. Yo no suelo ser apegada a las cosas, pero si algo sigue siendo útil ¿por qué botarlo o regalarlo? No se ve como nuevo, pero me queda bien y es bonito.

La importancia de ejercitar tus emociones

En ese camino de conquistas y despechos por mis trajes de baño, comencé a amarlos. Ahora, con la racionalización de mi pasión por la moda y saber de tendencias, historia y todo lo referente a esta industria, entendí cómo es que puede fascinar tanto estar “in” en la playa. Y es que no se trata solo de eso.

Quizás no es necesario, como muchos otros consumos, pero se trata de sentirte bien incluso cuando estás expuesto. Para las mujeres, que algunas veces solemos ser muy acomplejadas con nuestros “defectos” físicos, encontrar un traje de baño con el que nos sintamos seguras y plenas es casi como entrar en el cielo –y vestida hermosa-.

Nunca sabrás lo importante que es tener el traje de baño indicado hasta que te ves metida en él. Y entonces te haces adicta a ese modelo y lo quieres en todos los colores existentes. Una amiga una vez me dijo que no hay nada como sentirte cómoda, segura y divina en la playa, sea cual sea tu tipo de cuerpo. Y le tomo la palabra.

Ser saludables y ejercitarse no hace tanto bien a nuestro aspecto físico, como lo hace a nuestras emociones. Estar en la playa o la piscina sin sentir que tienes que esconder tus estrías, tus rollitos o tus celulitis es de las mejores cosas que puedes experimentar. Y para eso no es necesario tener el cuerpo de Michelle Lewin.

Yo no soy la que más hace ejercicio, pero sí una de las que más ha comprobado que más allá de un cambio físico, las disciplinas o deportes ayudan a tu espíritu. Y por ello cada día me levanto con las mejores ganas de ir a trotar o de ir a yoga por las noches. Aunque últimamente las circunstancias no me lo permitan demasiado.

 

El traje de baño ideal

Aunque hayan “formulas” y tips para cada tipo de cuerpo, el traje de baño ideal es ese que te hace sentir bien. Como con la ropa, eso solo lo sabes cuándo te lo pruebas y sientes que nadie podrá detenerte. Cuando lo que llevas puesto te da la sensación de que cualquier cosa que te propongas la vas a lograr.

Con esto no digo que no hagamos caso a esas “reglas” y normas sobre qué tipo de bañador es correcto para tu tipo de cuerpo, me refiero a que eso sólo funcionará si se combina con tu actitud y tu forma de enfrentarte al espejo.

Y, por supuesto, si ese traje de baño está acorde a las últimas tendencias de la temporada, ¿cómo no vas a querer seguir sumando estas piezas a tu armario?

traje de baño ideal de kukui beachwear michelleuz blog

STYLING A WEEK WITH KUKUI I

STYLING A WEEK WITH KUKUI III

STYLING A WEEK WITH KUKUI IV

STYLING A WEEK WITH KUKUI V

 

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 728x90