Aprendiendo nuevos métodos de vida ¿me acompañan?

A veces no entendemos que para ser feliz nos hace falta cambiar nuestros hábitos y comenzar a aplicar nuevos métodos de vida para avanzar.

There is only one cause of unhappiness; false beliefs you have in your head, beliefs so widespread, and so commonly held, that it never occurs to you to question them.”
– Anthony de Mello 

 

Si estás suscrito al blog, sabrás que desde hace algunas semanas he estado atravesando una época de desmotivación general. Pasé por días en los que no entendía porque no tenía tiempo para nada y cada día me estresaba más y más. Fueron momentos en los que dejé de ver a gente que quiero o no disfrutaba de los momentos con ellos porque estaba pensando sólo en que no estaba haciendo nada productivo.

Poco a poco me di cuenta de que mi infelicidad radicaba en mi afán por hacer dinero y estar en actividades que no me satisfacen por completo. Es decir, tenía que dejar algo para poder respirar y dedicar tiempo a lo que verdaderamente me gusta. Aún no he dejado ninguna actividad, porque le di prioridad al proceso de disfrutar más de la vida y no ha sido necesario, pero sé que pronto será el momento.

Para nadie es un secreto que además del blog, tengo otros trabajos. Soy productora de radio y escribo freelance para otras páginas web. Amo escribir, es lo que más me gusta y en eso consiste el 80% de mi trabajo, pero al dedicar más tiempo a otras actividades que no me gustan tanto, la energía no es la más óptima para sentarse a escribir algo de calidad.

Quizás lo han notado en el blog, el contenido a veces es cómo suele ser y a veces es un poco más escueto. El motivo es esa falta de energía –porque soy de las que piensa que no es cuestión de tiempo sino de voluntad- que estoy utilizando para otras cosas.

En esos primeros días de desmotivación, leí mi post de cómo mantenerte inspirado, pensando en que quizás me faltaba la musa, pero no era así. Estaba inspirada. Tenía ideas, tengo ideas. Sé cómo llevarlas a cabo y me emociona hacerlo, pero no tenía las ganas. Así que también leí mi post sobre las claves para ser más feliz, pero tampoco era cuestión de felicidad. A pesar de estar baja de ánimos, no me encontraba sumida en la depresión. En un momento entendí que me faltaba la motivación y ahí comencé a comprender un poco más todo.

Mis nuevos métodos de vida a través de mis nuevas newsletters

¿Qué hice después de darme cuenta que era desmotivación lo que tenía y saber que era generada por la falta de tiempo para hacer lo que me gusta debido a darle prioridad a otras cosas? Decidir. Y de ahí en adelante los que están suscritos al blog conocen un poco el cuento de lo que ha estado pasando en mi vida emocional. Ahora me toca poner al día a los que no lo están.

Hace par de semanas entendí lo importante de tomar decisiones. También confesé que estuve prestándole más atención a hacer dinero que a otros aspectos y me olvidé de vivir para ser feliz. En la newsletter de hoy les cuento sobre cómo decaí un poco, debido a que esta semana volví a tener la sensación de que perdí el tiempo, de que pude haber producido dinero en los minutos que invertí en estar presente en las fotos de la marca de mi novio  y no en mis cosas. En pocas palabras, volví, de momento, al día uno del aprendizaje que estaba haciendo y allí he decidido hacer este post.

Casi vuelvo al día uno del aprendizaje, pero no lo hice. No obstante, sigo aprendiendo nuevos métodos de vida y quiero que me acompañen en el proceso. Aún estoy pensando en cómo dejar las actividades que tengo que dejar para poder ser completamente feliz y dedicarme a todo lo que quiero. Sé que el momento debería ser ahora, pero no estoy siendo capaz de hacerlo y me estoy preparando para ello. Y así es como las newsletters se han convertido en los nuevos “recaps” de la semana. Ahí les cuento el estatus en el que me encuentro y les doy tips para abordar las situaciones; así como recibo sus consejos, porque si algo me gusta de ese medio es el vínculo que he desarrollado con la gente que responde mis correos y me pide ayuda con sus problemas o me ayuda con los míos.

Desde un “¿qué me pongo para tal ocasión?” Hasta un “no estoy siendo feliz y no sé qué me pasa”, son emails que me emociona mucho responder porque siento que estoy aportando, de alguna manera, a que sean felices. ¿Y a quién no le gusta contribuir con la felicidad de alguien más? La pregunta del título de este post no es aislada, ¿me acompañas en este proceso de aprender nuevos métodos de vida? En la cabecera está la barra de suscripción.

nuevos métodos de vida michelleuz blog

Por cierto, para los interesados en Marketing Digital, les dejo este curso online GRATIS

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 728x90