Las series que vimos en el 2017

Todas las series que vimos durante este año 2017.

En la vida siempre hay que tomar decisiones. Algunas veces son pequeñas, incluso insignificantes. 
Otras son enormes y pueden cambiarlo todo para siempre. 
Entre un si y un no hay una vida de felicidad o de desgracia. 
Porque cuando no se puede tener todo hay que elegir, y al hacerlo, uno siempre tiene miedo a equivocarse. 
Las chicas del cable

 

Este año si no lo logramos mucho con las películas, fue el año para conocer series nuevas y unirnos al consenso popular -o no tanto- con respecto a ciertos shows televisivos -o por stream-. Fue un 2017 para series nuevas, aunque no perdimos la oportunidad de rescatar algunas que ya terminaron y apenas si conocimos durante este año. También para mantenerse al día con las temporadas, como es el caso de How to get away with murder, que no aparece en el conteo porque su cuarta temporada aún no ha terminado y de la tercera ya en el canal de Youtube se hizo el respectivo review.  La cuarta vendrá para el resumen del 2018.  

 

Todas las series que vimos durante el 2017

13 Reasons why (2017)

La serie de la gran polémica. Me podría extender horas haciendo una review y explicándoles razones sobre por qué no me encantó 13 reasons why. O 13 razones por qué, o Las 13 razones. Esta es una serie de Netflixbasada en la novela de 2007 Trece razones por de Jay Asher. Cuenta la historia de Hannah Baker y las razones por las cuáles se suicidó.

La manera de ser contada es muy cool, pues cada capítulo es un casete que grabó la joven antes de poner fin a su vida. Y cada casete es un personaje o persona que influyó en su decisión. La forma en la que vas descubriendo cada razón -aunque estas te parezcan serias o no lo sean- está super acorde al género al que apunta que es el suspenso (aunque por ahí digan que al drama juvenil o misterio).  Las transiciones entre pasado y presente son tan sutiles -y bien hechas- que te obligan a estar pendiente de todo el capítulo que, sin embargo, en algunos casos resulta innecesariamente largo. Sí, debemos aceptar que los capítulos de una hora en este caso son innecesariamente largos.

La serie trata los temas de moda como el bullying, el abuso sexual y el machismo. Al principio rechacé mucho el hype que hubo al rededor de ella porque no me parece que trate un tema novedoso. Al contrario, es un tópico que ya es una tendencia mundial y ha sido tratado con anterioridad en otras campañas de menos tiempo. Lo que me parece que fue el secreto del éxito, en este caso, es que el mensaje -que está bien pensado y llevado a cabo- lo está difundiendo uno de los líderes de esta generación: Netflix. No es lo mismo ver el vídeo que comparte tu tía en Facebook sobre el bullying a que tú Dios del entretenimiento en streaming Netflix te de TODO UNA SERIE sobre ello. 

No obstante, y a pesar de toda la buena intención -que al final, en realidad, amigos, termina siendo comercial- los personajes son extremadamente clichés. Todos y cada uno de ellos. Lo que hace que al final la historia también sea cliché y te deje pensando qué es, entonces, lo que ha conquistado a todos. La respuesta está en el párrafo anterior y, además, en que el cast que han elegido está lleno de talento nuevo -sangre nueva qué explotar- y han desarrollado una buenísima campaña mediática para llevar a todos directo al estrellato junto a ella. Selena Gomez -aunque no es ningún personaje- también está incluida en todo esto. ¿Qué otro ingrediente es más oportuno para el éxito que agregar a una influencer del momento? La moda te lo puede decir.

No quiero pintarme como una hater de la serie, porque no lo soy, pero me parece que no es para tanto. Quizás porque yo nunca he sido Hannah ni Clay -el personaje que está escuchando los casetes mientras se desarrolla la serie-. Tal vez para personas que han pasado por momentos depresivos y de baja autoestima sea una super serie que los ha hecho sentir escuchados y ha logrado que se identifiquen fácilmente. Puedo intentar verlo desde ese punto de vista.  Sin embargo, en lo personal me parece que toda la esencia del mensaje que llevan ya ha sido tratado con anterioridad en expresiones artísticas que requieren menos inversión de tiempo. 

 

Girlboss (2017)

Esta es otra serie de Netflix estrenada el 21 de abril. Está basada en el famoso libro #Girlboss de Sophia Amoruso (Directora de Nasty Gal) y cuenta la historia de su ascenso. Cada capítulo es un intento de retratar el paradigma “millennial” y evocar la melancolía que puede producir echarle de nuevo un vistazo a redes sociales como My Space. No obstante, todo esta parte del mundo digital se ve un poco desplazada por la actitud rebelde e irreverente de la protagonista. La cual se roba toda la atención y crítica sobre la serie.

Independientemente de lo que diste el libro de la misma, la personalidad de esta mujer, que representa, de alguna forma, el empoderamiento del género, es la típica de su generación. Malcriada, “floja” y egoísta. No obstante, es un buen retrato de que no importa lo que ocurra en tu vida antes de conseguir “tu pasión” si cuando al fin la encuentres estás dispuesta a dar todo por ello. Evidentemente, a Sophia en la serie se le va un poco de las manos el tema del interés por el poder y el dinero. 

La serie se presenta casi como una comedia romántica de 13 capítulos. Y aunque Nasty Gal quebró a finales del año pasado (2016), solo se centra en cómo fue el proceso del lanzamiento de la página web y faces previas a esto (como los inicios de la tienda en eBay). Para muchos que la estaban esperando fue una decepción, pues se esperaba mucho más de ella.

Se dejó de explorar un mundo de posibilidades por darle una fuerza a la protagonista, que a veces hasta es detestable. Personalmente, no creo que se acerque un poco a otros proyectos cinematográficos o televisivos sobre moda y negocios. Como por ejemplo The Devil wears Prada, Sex and The City o, más recientemente, The Intern. Un plus: la actuación de Rupaul le da un valor agregado que ha salvado a la serie de obtener más criticas negativas. 

 

Sense8, 2da temporada (2017)

Esta es una serie original de Netflix de las que ya les había hablado en el vídeo de mis favoritos del 2016. Es escrita, dirigida y producida por las Wachowski y me parece una de las series más completas actualmente. La historia va de 8 extraños en distintos puntos del mundo que están conectados emocional, mental y hasta “habilidosamente”, pues también comparten los talentos que tienen. El meollo de todo el asunto es que existe una organización que los busca para hacer “experimentos” con ellos. 

La serie toca temas de religión, homosexualidad, violencia y otros tópicos que son tabú o polémicos en todo el mundo. La primera temporada se basó en presentar toda esta situación y ahondar en la vida de cada personaje y toda su cultura y la del lugar del mundo en la que se encuentra. En la segunda, como ya todo está relativamente establecido, te dan muchísimo más de absolutamente todo. La historia se vuelve más compleja y la parte técnica de la serie es descomunal. Los juegos de cámara y las transiciones son espectaculares. Creo que hicieron un trabajo demasiado bueno con la edición y el montaje de todo. 

En esta segunda temporada, los personajes van descubriendo un poco más sobre la organización que los “estudia”. Investigan sobre cómo nació, cuáles son los verdaderos objetivos e intereses y quiénes están involucrados en ella. Además, nos presentan a otros sensates.  

 

Velvet (4ta temporada) (2016)

Esta es una serie española creada por Ramón Campos y Gema R.. Tiene a Miguel Ángel Silvestre como protagonista y otros tantos actores españoles bien talentosos -y guapos-.  Evidentemente, es un super culebrón y en una hora pasan millones de cosas, hasta las más rebuscadas, pero tiene esa dosis de buen cast, comedia, moda y, sobre todo, amor que a todas las mujeres nos conquista. Además, en eso de que pasan muchas situaciones te quedas prendado y quieres saber cómo termina todo. 

La serie va de una casa de Alta Costura entre los años 50’s y 60’s y cómo los protagonistas nos van mostrando los avances del mundo de la moda para la época con sus atrevimientos.  La cuarta y última temporada fue estrenada el año pasado, pero no fue sino hasta este año que Netflix la subió y no dudé en terminármela. Aquí, después de resolver los malos entendidos y toda la maldad que había a su alrededor, los protagonistas tienen su happily ever after al fin (sorry por el spoiler pero era evidente). Hay una continuación que no he podido ver.

 

Las Chicas del Cable (2017)

Esta es la primera serie española original de Netflix y ha sido todo un éxito. Fue estrenada en Abril y ya se han confirmado dos temporadas más (a diferencia de otras series que tampoco volverán como GirlBoss). La serie cuenta la historia de varias mujeres -especialmente de una que es quien narra en off- y de cómo se hicieron camino en una compañía de teléfonos. 

Está ambientada en 1928, cuando las mujeres no tenían muchos derechos y las leyes eran totalmente machistas. Es un momento oportuno para una serie como esta. La protagonizan Blanca Suárez (fav), Ana Fernández, Maggie Civantos y Nadia de Santiago, como los principales femeninos y Yon González (fav) y Martiño Rivas (nuevo fav)-entre otros- como los masculinos.

La verdad es otro culebrón, pero me parece menos novela y más interesante como serie que Velvet, ya que envuelve todo este movimiento feminista o la lucha por la igualdad en aquella época. Además de tratar los avances tecnológicos del teléfono y cómo poco a poco el hombre ha ido reemplazadose a sí mismo por el uso de las máquinas. La segunda temporada se estrenó este 25 de diciembre, pero aún no he podido verla. 

 

Gran Hotel (2011)

Después de mi profundo amor por Las chicas del cable e internalizar mi guilty pleasure por los culebrones españoles, decidí sucumbir a esta serie/novela de 2011. También porque amo a Yon González y necesitaba seguir viéndolo.

Esta serie de Bambú Producciones, creada y dirigida por Ramón Campos, Gema R. Neira y Carlos Sedes para Antena 3, en va de un muchacho que llega a un Hotel en búsqueda de su hermana y descubre que han estado ocurriendo una serie de sucesos muy extraños que la involucran. Tiene tres temporadas que no me pude terminar porque justo cuando iba por la mitad de la última, Netflix la eliminó de su plataforma.

Desde ese momento he estado buscando dónde podría terminarla, pero no he tenido éxito. Así que les pido que, por favor, si saben dónde puedo ver Gran Hotel (la tercera temporada específicamente) ayuden a esta pobre alma que está despechada porque no puede ver a Yon ni saber cómo termina el amor entre Julio y Alicia.

 

Games of thrones (7ma temporada 2017)

Cualquier cosa que pueda decir sobre la serie está demás porque hasta los que no la ven ya saben de qué va. Esta temporada estuvo super emocionante y me recordó mucho a las primeras tres, que a diferencia de las últimas dos estuvieron llenas de acción y escenas brutales. El último capítulo estuvo un poco rosa, pero con ese feeling de que ya está terminando y tienen que ir cerrando historias. 

 

The leftovers (2014-2017)

El último episodio de esta serie fue emitido en junio de este año, pero yo me la vi completa en estos últimos meses. Un día, así, de la nada, desaparece el 2% de la población mundial. Tres años después comienzan a verse las consecuencias, o al menos es el tiempo en el que comienza la serie. Es de HBO y aunque es vieja, hasta ahora la encontré.

En la primera temporada plantean varias sectas o movimientos sociales que surgieron a partir de la desaparición y se van presentando a los personajes y cómo están relacionados entre sí.  Durante la segunda, parte de los protagonistas se mudan a un lugar donde “la desaparición” no ocurrió y lo llaman “el milagro”. Los otros intentan lidiar con las consecuencias de las sectas de la temporada pasada y al final resulta que todo vuelve a conectarse. La tercera es una explicación bastante compleja de todo lo ocurrido. A pesar de tener temas demasiado amplios y vínculos un poco complicados, al final, todo encaja casi perfectamente.

 

The Crown, 2da temporada (2017)

Es una serie biográfica creada y escrita por Peter Morgan y producida por Left Bank Pictures para Netflix. La serie va sobre el reinado de la Reina Isabel II del Reino Unido. Comienza justo cuando se casa con el Rey Felipe (Duque de Edimburgo) en 1947 y continua hasta la muerte de su padre, abuela y asenso al trono. Es impecable. Cada cosa está tremendamente bien pensada.

En la primera temporada, a pesar de ser histórica y no tener demasiado erotismo o elementos “catchy“, te engancha desde el primer capítulo. Logra meterse entre los más oscuros e inesperados secretos de la realeza británica. A esa curiosidad y satisfacción que genera el hecho de saber cómo, cuándo y por qué esos “modelos” de personas también tienen sus fallos. No obstante, lo hace tan natural, tan delicado y bien tratado, que algún indicio de infidelidad o pecado, no es más sorprendente que la manera cómo te hace presenciar el crecimiento de la Reina más famosa del mundo hasta ahora.

La segunda temporada fue estrenada este 8 de diciembre y no se aleja para nada de la calidad de la primera. Te mantienen a la expectativa en cada capítulo sin aburrirte ni un segundo. Esta se centra más en los aspectos personales de la Reina y cómo tuvo que enfrentar muchas situaciones y sucesos históricos que por cultura general podemos conocer. En particular, me parece sumamente acertado centrar cada capítulo en un tema porque da la oportunidad de explicarlo perfectamente durante casi una hora. Las actuaciones, tanto como la parte técnica y de ambientación, están de primera. 

Si disfrutas de conocer todo sobre la realeza y cómo es que funciona la política en otros países, esta es una serie que te encantaría.

todas las series que vimos durante el año 2017: girlboss, game of thrones, las chicas del cable, velvet, gran hotel, the crown, sense8, 13 reasons why, the leftovers


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Popreal Matching Outfits