Amanecí en Yapascua

Acampé por primera vez en la playa en la Ensenada de Yapascua en Patanemo, estado Carabobo, Venezuela.

yapascua venezuela

Atravesamos desierto, glaciares, continentes 
el mundo entero de extremo a extremo 
empecinados, supervivientes 
el ojo en el viento y en las corrientes 
la mano firme en el remo 
Cargamos con nuestras guerra 
nuestras canciones de cuna 
nuestro rumbo hecho de versos 
de migraciones, de hambrunas. 
Movimiento, Jorge Drexler.

 

Fi-to-planc-ton. Fitoplancton. Dícese del “conjunto de los organismos acuáticos autótrofos del plancton, que tienen capacidad fotosintética y que viven dispersos en el agua.” (Wikipedia). Es decir, para los menos asiduos a la ciencia, fitoplancton es una magia que permite que el agua brille de noche. Y Yapascua tiene magia. Es mágica. Aunque no se mostró en todo su esplendor conmigo ahí.

Por la tarde se pintó, desde que llegamos a eso de las tres o cuatro, nublada. La lluvia desde lejos amenazó –aunque sin éxito- toda esperanza de ir demasiado lejos, de tener demasiada calma o de disfrutar demasiado de la curiosidad. Cruzando, a duras penas con mis pocas –o en realidad inexistentes- habilidades de nadadora, llegamos al otro lado de la ensenada. Para ser honestos, con brinquitos y manos amigas. Yapascua es magia y, además, manglares, corales y ese mar verde y azul digno de pertenecer al Caribe.

Yapascua

Tiene la fortuna de ser accesible a través de la montaña para todos aquellos que no confíen en el mar, aunque el viaje desde la bahía de Patanemo son solo entre siete y diez –o quizás quince- minutos. Pertenece al Parque Nacional San Esteban y está protegida por el Instituto Nacional de Parques bajo el régimen de administración especial. Es decir, para la fecha, está prohibido acampar ahí. (mea culpa!).

Por la noche también se pintó nublada hasta entrada la madrugada. Apenas pudimos disfrutar del fenómeno que causan los fi-to-planc-ton en el agua y después de la una fue que pudimos comenzar a ver las estrellas. La osa mayor, la osa menor, el cinturón de Orión. El amanecer era la gran promesa.

Cabe hacer un inciso, un paréntesis aquí para recordar que durante la primera vez que acampé, en el Bosque de Pinos del Parque Nacional Macarao, no estuvimos despiertos para el primer rayo de sol. Yapascua tenía que liberar esa espinita.

Puse el despertador a las cinco y veintisiete minutos porque por alguna razón que desconozco –probablemente humedad- la mitad de hora no parecía convencer a mi celular y los números seguían dando vuelta aun cuando yo quería parar en el tres con el cero. Nos habían dicho que a esa hora nos despertarían para subir un cerrito y sentarnos a esperar el amanecer.

Así que a esa hora estaba yo viendo el techo de la carpa. Manos en el pecho, pies extendidos. Esperando. Yapascua pareció pintar la noche de calor, pero se reivindicó durante la madrugada. Pasé de dormir con solo una franela –y el traje de baño debajo- a ponerme el suéter y, más tarde, un legging para defender mi sangre de los “pure-pure”, como llamaron unos señores a los miles de mosquitos asesinos de la playa.

 

Casi una hora después salí de la carpa sumándome a una compañera que miraba los primeros rayitos de sol detrás de la montaña del frente. Suéter y legging puesto porque hacía un poquito de frío, pero más porque éramos comida fresca para los pure-pure. A mí se sumaron algunos más y con el empujoncito necesario subimos el cerrito de rocas que nos iba a permitir ver, desde las alturas, el amanecer en toda la Ensenada de Yapascua. Magia.

Así, caras hinchadas –que se pueden apreciar en fotos-, ropa de dormir –al menos yo-, celulares en la mano –aunque pronto me olvidaría de tomar fotos- y mucha curiosidad, entendí que aunque el amor por Venezuela a estas alturas esté sobre o sub valorado, yo, mientras más la conozco, más me enamoro.

 


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

12 comentarios

  1. Que bella ❤️ Definitivamente Venezuela es una belleza 🙂 si, está aporreada pero no deja de ser una tierra hermosa . Me encanta que nos muestres estos lugares ❤️ Gracias Bella ?

  2. Que lindo!! como extraño las playass de venezuela, esta se ve increible, espero conocer todos los lugares que muestras pronto

    Besos
    Mary

  3. Noo Michi que lindo ese viaje. Creo que me encantó este lugar porque puedes disfrutar tanto del mar como de la montaña. Esos son los encantos de Venezuela definitivamente.

    Me encantó,
    Besos,
    Ana

  4. Pero que bonitooo, desconocía por completo lo hermoso de este lugar. Nuestro país es una total maravilla y como te he dicho, me gusta mucho conocerlo a través de tu blog. Ahora me toca animarme a vivirlo en directo jajaja

    Un beso,
    Jess

    • Jes, yo tampoco sabía de la existencia hasta hace poco. Hay tantos rincones inexplorados que merecen ser visitados que me he quedado sin palabras. Gracias por leerlos y cuando quieras animarte estaría feliz de acompañarte. Un besote!

      • Buenas Noches saludos a todos los que leen este post. Primeramente ante todo Puedo decir que YAPASCUA, ES UN ESPECTALUCAR SITIO ES HERMOSO.
        Les cuento mi paso por este lugar Dia 28/04/18, si hacen tres dias atras fui con un amiga mas dos amigos, que ya conocian el lugar. asi tal cual el mismo recorrido un poco agotador pero vale la pena. llegamos a las 3pm de la tarde a yapascua armamos las carpas a las 6pm cenamos y todo parecia excelente.

        Hasta que esto fue lo que nos sucedio, y quiero compartirlo con ustedes, de eso de las 7pm ya habia caido la noche se aparecieron en el lugar seis antisociales armados de escopeta y machetes y fue asi como nos secuestraron nos golpearon y nos quitaron todo hasta dejarnos solo con ropa interior. Sin duda alguna no fue la mejor experiencia para todos nosotros ese momento tan espantoso duro un aproximado de 1hora mientras ellos solo hacian de las suyas y (Nos decian que ellos eran una banda organizada que opera en la zona) nos robabaron todo y hasta las contraseñas de las tarjetas de debito nos quitaron. Asi fue cuando llego el momento de irse y solo nos dejaron una botella de agua. Como pudimos nos desatamos y asi fue como subimos hacia una montaña alta pidiendole a dios que la noche se hiciera corta para salir de ese lugar lo mas pronto posible.
        🙁 A dios le damos las gracias por que nos dejaron vivos y que no paso a moyores es dificil de creer pero estamos en un pais donde ya nada es seguro de eso no tengo la menor duda.
        Con esto solo quiero que tomen sus previsiones al asistir a ese lugar por lo menos no a quedarse a acampar. Suerte y Cuidence mucho.

        • ¡Hola, Junior! Qué horrible experiencia, qué tristeza y decepción. Da mucha impotencia conformarse con un “gracias porque nos dejaron vivos”, pero evidentemente me tranquiliza que no pasó a mayores. Gracias por compartir lo que te ocurrió en el post, ya sé que si me propongo ir, debo estar más alerta, al igual que todos los que lean y se encuentren con este post. Espero algún día podamos disfrutar de todas las maravillas de Venezuela sin sentir miedo.

          • Hola cómo dar crédito a una nota escrita por alguien sin saber si fue o no verdad???

            Cómo se puede opinar..
            En yapascua yo viví una emoción extrema
            Yo puedo decir que estando en yapascua, llegaron dos naves espaciales con 4 ocupantes cada una, eran seres que venían de un planeta lejano MUY AMIGABLES, por cierto les gustó mucho el ron que estábamos tomando y a cambio nos dieron un paseo en la nave (fue espectacular).

          • Hola, Victoria. Gracias por tu comentario. Aunque tienes razón en eso de no sabemos si la historia es verdad o no, sin ánimos de ser negativos o desprestigiar a Venezuela, no hay nada inverosímil o que vaya más allá de lo fantástico en el relato de Junior. Yo estoy en un grupo en el que a menudo estamos haciendo trekking por distintos lugares del país y nos llegan este tipo de comentarios (con más o menos pruebas) todo el tiempo. De hecho, han robado a personas que conozco en otros lugares. Por ejemplo en El Ávila, el Bosque de Pinos en San Pedro, y muchos sitios en los que solemos acampar, por lo tanto es bastante creíble que el hampa llegue hasta allá. Tanto si es verdad como si no lo es, lamentaría muchísimo que me dejaran un comentario así (como lo dije en mi comentario).
            Por otro lado, no creo que alguien tenga tanto tiempo libre o esté tan aburrido como para venir a mi post a comentar esa historia inventada solo porque le provocó. Creo que esto último es menos verosímil que tu historia dela nave espacial. De nuevo, gracias por tomarte el tiempo de comentar. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Bellalike T-Shirts for Women

  • Fashionme Women's Jeans