5 cosas que deberías saber antes de hacer la tesis

El trabajo de grado es un requisito casi obligatorio en todo lo que tiene que ver con educación académica. Aprende lo que deberías saber antes de hacer la tesis.

 

Agüita e' coco pa'l que la quiera, juguito de mango si no hay de pera,
y unos besitos pa' yo curarte el corazón...
Agüita e' coco - Simon Grossman

Comparo la espera del veredicto de la tesis como la espera de ese “es niña -o niño- y está sano” cuando nace un bebé. Y es que es tal cual, lo vas cuidando y teniendo contigo por unos meses y cuando por fin ve la luz lo único que quieres con todo tu ser es que nazca y esté perfecto. Además, en el camino vas descubriendo que tú y tu pareja tienen ciertas diferencias que quizás van más allá de la elección de un nombre.

Que si el color del cuarto o que si quieren saber el sexo antes o cuando nazca. O cosas como esas. Con la tesis es igual. Y sí, también con ella aplica eso de que hay millones de cosas que no sabes hasta que la haces –o te toca-. Lo más importante y más parecido es que con terminar, presentar y defender tu trabajo de grado aún no se termina tu relación con La Universidad, todavía tienes que seguirla criando un poquito más para librarte de ella y de tu carrera. Y bueno sí, la única diferencia es que el bebé estará por siempre y de la tesis te libras en cuanto termines el papeleo necesario.

5 cosas que deberías saber antes de hacer la tesis

1 Sobre hacerlo solo o en pareja

Lo primero que debes hacer es preguntarte: ¿de verdad necesito un compañero? ¿Para qué lo quiero o requiero de él? ¿por qué es indispensable? Por supuesto, todo esto depende del tema de tu tesis, del producto, de tu personalidad, entre otras cosas. Porque hay temas que y productos que honestamente requieren de otra persona para que todo se haga más fácil. No obstante, hay que saber tomar esta decisión.

Gran porcentaje de las parejas de tesistas terminan “divorciados”. En el mejor de los casos la amistad se termina, pero en muchos casos las dos personas finalizan su “relación” con mucho rencor. Yo hoy no me arrepiento de haber tenido una compañera, pero el camino hasta dar a luz fue bastante accidentado y me hizo preguntarme qué tan necesario fue haber tomado la decisión de hacerlo sola.

Principalmente porque la mayor razón por la que yo elegí hacerlo en pareja, fue porque soy muy tímida y me daría pena reunirme y hablar con un tutor con el que casi no tenía confianza. También porque, aunque ya habíamos tenido un proyecto juntas que no funcionó, con ella solía trabajar muy bien en el aspecto académico y la tesis sería solo un trabajo más.

 No obstante, no contaba con que el 2017 sería un año tan complicado para Venezuela y los cinco meses de protestas cambiaron mucho el panorama y nuestra amistad. Que si bien no era la más cercana y mejor del mundo, solía ser buena. El punto es que mi elección de hacer la tesis en pareja estuvo provocada más por razones inocuas, que porque no fuese capaz de hacerlo sola y entonces tuve que cargar con las consecuencias de ello.

Conclusión: pregúntate si de verdad es tan necesario estar con otra persona para poder avanzar y llevar a cabo tu proyecto. Recuerda que tú sabes sobre tus tiempos y organización, pero nunca terminarás de conocer a los demás. (aunque suene como un consejo odioso y resentido). También toma en cuenta que una de las ventajas de hacerlo en pareja o grupal es que los gastos se dividen –y esto es bastante importante-.


2 Tienes que ser intensa/o para que todo funcione

Desafortunadamente la mayoría de la gente funciona si estás detrás de ellas. Quizás tu compañero no debería, porque se supone que está tan interesado como tú en terminarla, pero el resto de las personas a las que tienes que involucrar sí. Tu tutor, profesores, entrevistados u otras fuentes que te vayan a ayudar con la investigación, o, si es un producto audiovisual como el mío y la recompensa será ad honorem, todo el capital humano que ayudará. Con todos ellos la relación será de un tú intenso y él olvidadizo u ocupado.

Lo primero que dijo el tutor después de dar el veredicto de Aprobado Sobresaliente, fue que ya no entraría a Facebook y vería mi conversación con el circulito rojo. Pero adivinen ¿qué? Al comenzar este año él pasó a ser el director de la Escuela de Comunicación Social, por lo que estaba muy ocupado y tenía muchas cosas qué hacer, por lo tanto, tenía que recordarle y escribirle para terminar las correcciones y saber sobre el resto del proceso para la defensa del trabajo de grado. Estoy casi segura que si yo no hubiese sido tan intensa insistente no nos hubiese dado el tiempo para entrar al próximo acto de grado y estaríamos a la espera de las nuevas fechas. Como ya nos había pasado.

Entonces, sí, tienes que ser intenso, pero si te parece un adjetivo negativo, es mejor que te propongas ser dedicado o muy interesado en llevar a cabo las cosas. ¿suena mejor?

3 La organización es la clave de todo

Y yo sé que soy muy insistente con este tema y que siempre termino invitándolos a revisar el post sobre cómo ser más organizado, pero es que ¡es verdad! Con la tesis necesitas tener una muy buena estructura de tiempo para llevar a cabo tus actividades y hacerla sin renunciar a nada. Aunque mi tesis fue un poco más accidentada de lo que me propuse que fuese, me disfrute el proceso y organicé mi tiempo como para no prescindir de nada de mi vida regular por estudiar o investigar.

Recomendaciones específicas:

  • Crea una pestaña de favoritos en tu explorador con todas las páginas que consultes por más sencillo que sea lo que hayas revisado.
  • Lleva en paralelo un documento Word con todas las direcciones web y la fecha en la que consultaste la información, esto será muy útil para las citas y la bibliografía, ya que meses después no estarás desesperado buscando las fuentes para terminar las referencias. De todas formas, Microsof es cada vez más inteligente y hay cosas con respecto a las citas que ya hace con solo poner la información necesaria.
  • Ten un cuaderno de notas para las ideas, estructuras, esquemas y correcciones que haga el tutor. Llevar una libreta todo el tiempo es otra de mis recomendaciones de vida y la tesis no se escapa de ello.
  • Proponte hacer un capítulo a la vez y ve corrigiéndolos así. De esta manera puedes estar más organizado con lo que respecta a las fuentes y tu vida.
  • Da unos días “de gracia” o “renegados” para dejar enfriar el texto antes de enviarlo o mostrárselo al tutor para su corrección y asegúrate de que todo está justo como lo pensaste. Para nadie es un secreto que muchos errores se ven a los días o semanas de haber escrito las cosas.
  • Define los horarios en los que puedes trabajar en la tesis y ten la fuerza de voluntad necesaria para cumplirlos. Aquí hay un post sobre consejos para dejar de procrastinar –por si lo necesitas-.


4 La sinceridad contigo mismo es total e irremediablemente necesaria (sobre las fechas de entrega)

Esto podría ir fácilmente en el punto anterior sobre la organización, pero merece estar aparte por muchas razones. La primera, para hacer énfasis en que te sinceres con la fecha en la que quieres entregar porque de todo ello dependerá todo lo demás que se refiera a la organización. Por ejemplo, el tiempo que puede tomar cada capítulo, el ritmo de trabajo y si tienes que renunciar o no a otras actividades de tu vida.

Lo otro son las dead lines o fechas límite para cada cosa. Y no sólo eso, sino también darte días de “gracia”. Porque sí, es muy fácil decir que en una semana vas a terminar un capítulo si no consideras que tienes que trabajar, cumplir con compromisos sociales, familiares y hasta personales.

Entonces sé realista. Primero, con la fecha límite que tienes para entregar la tesis impresa y recuerda dar unos días de más para lo que respecta a todo el papeleo burocrático que tienes que entregar junto con ella. Recuerda mantener contacto siempre con tu tutor para que haga las correcciones tanto de la tesis completa y terminada, como de cada capítulo. Para esto último deben acordar fechas y tiempo determinado necesario.

Sé honesto con tu ritmo de trabajo, porque es lo que hará que esas fechas límites sean sólo eso y no los verdugos que harán de tu tesis todo un calvario. También toma en cuenta el tiempo que tu tutor puede tardar para leer y corregir. Presta atención en los días feriados, fines de semana, cumpleaños familiares y, por supuesto el tiempo que necesitas para descansar y recargar energía. El descanso es muy importante para poder tener la fuerza de voluntad que necesitamos y poder cumplir con todo lo propuesto.

Resumen: Hay que tener en cuenta la fecha de entrega, los días para tramites burocráticos, tu ritmo de trabajo, el tiempo que demora el tutor para corregir, tu horario de trabajo, los días feriados, fines de semana, cumpleaños, compromisos familiares, sociales y personales. La mezcla de todos estos factores te permitirá hacer un horario y programa de trabajo eficaz y eficiente.


5 Por más cliché que sea, haz lo que amas porque la tesis no es tan mala como la quieren pintar

¡Hacer tu trabajo final de grado no es tedioso si tienes un proyecto que te gusta! Aunque ya he dicho que para mí fue más accidentado de lo que esperé, la razón no fue la tesis, sino la falta de comunicación y entendimiento entre mi compañero y yo, que fue ocasionada por distintas causas. En parte por todo el contexto histórico venezolano del año 2017.

En lo que respecta al proceso de redacción, investigación, corrección, edición y todo lo referente a la producción de la tesis, nunca sentí que era una tortura o dejé de hacer cosas de mi vida cotidiana porque tenía que “hacer tesis”.  Me aseguré de que mi organización y programa de trabajo me permitiera hacer todo lo que quisiera sin renunciar a nada o mortificarme demasiado.

Tips para hacer la tesis


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Popreal Matching Outfits

  • Bellalike T-Shirts for Women