Here comes the… bikini days!

Turismo (y trabajo) en Lima: Conocimos Punta Hermosa mientras fotografiábamos bikinis de Mystery

Escribir. Pero tal vez no directamente: 
los acontecimientos necesitan un poco de tiempo para volverse palabra. 
Como si su sentido, e incluso su forma, debieran recorrer un largo camino interior antes de encontrar su cohesión
Julio Cortázar

El océano pacífico es verde. No lo conocía antes de venir a Perú. No lo había tocado hasta el domingo. Es frío, calmado como su nombre y definitivamente qué bonito es sentarse frente a él. Como pasa con todo pedacito de tierra donde hay agua. Perú es uno de los 13 países de América que tiene salida hacia él; Lima es la única capital de un país suramericano que tiene salida al mar.

El Pacífico es, digamos, el jardín de esta casa que es Perú para sus habitantes. Un jardín de agua verde, pero no verde pantano, no verde baba. Es verde claro, menta, esmeralda y casi llega al turquesa. Un jardín que ocupa al menos un tercio del planeta y es, además, el más profundo de los océanos.

Así como en Lima nunca llueve, sus playas nunca dejan de ser frías y eso es gracias al Pacífico también. Quizás no importe porque para el verano se predice tanto calor que seguro el agua helada de sus costas es el menor de los problemas. Los peruanos y todo el que venga al Perú debe preocuparse, primero que nada, por el sol. Porque si bien es conocido que la capa de ozono tiene unos huecos por donde ya no se filtran los rayos ultravioletas, poca gente sabe que uno de los lugares que sufre esta falta es este país. Y eso es un peligro gravísimo para la piel.

El océano pacífico es verde. No lo conocía antes de venir a Perú y todavía no lo conozco con el cielo azul enmarcándolo. Es probable que el paisaje se pinte más paradisiaco si cambiamos el gris por el celeste. Aunque el cielo nublado de Lima irradie una bonita luz plateada sobre todo, no hay nada como el mar acompañado del cielo azul. Qué bonito es sentarse frente a él y qué bonito es fotografiarlo. Quizás por todo el gris no sea altamente fotogénico, pero si algo he aprendido durante los tres meses que llevo en Perú es que la falta de color también tiene su encanto.

El Pacífico desde Punta Hermosa

Saliendo de Tumbes lo conocí, en Miraflores lo contemplé y en Punta Hermosa lo toqué por primera vez. Medio por sorpresa, medio como quien no quiere la cosa. Me acerqué a la orilla en son de posar para fotografiar trajes de baño de Mystery y la orilla me alcanzó. Frío y determinado. Como esa persona que siempre va por lo que quiere no importa lo lejos que esté.

Punta Hermosa es uno de los 43 distritos que conforman Lima. Es una mezcla de pueblito pachanguero con ciudad costeña lujosa. Tiene sus casitas y restaurancitos pequeños y acogedores, pero también sus edificios blancos de grandes ventanales muy modernos.  Está más encaminado a ser un distrito playero de alta sociedad que a mantenerse como un pueblito de fiestas regulares. Limita al oeste con el Océano Pacífico y goza de vistas espectaculares.

Este distrito en un color sería blanco. Gris, verde y blanco. Tres colores que pintan el paisaje del domingo.


20 comentarios de “Here comes the… bikini days!”

    1. ¡Es horrible! Tengo bronceados super locos gracias a descuidos que he tenido y creo que mi piel envejeció algunos años aquí, pero todo forma parte de experiencias. También he visto que consumen demasiado plástico aquí, es impresionantemente triste. Pero bueno, muchísimas gracias, ese azul también es mi favorito jajaja. Saludos, Jesma! Un besote

  1. No conocía esta problematica en Perú. A nivel mundial es evidente los efectos del cambio climático. Crear consciencia y hablar de esto es lo mejor que podemos hacer.

    Es impresionante como nosotros que somos del Caribe estamos tan bendecidos por la naturaleza al tener un paraíso tan impresionante.

    Los BIKINIS esta hermosos! Y eso de trabajar y pasear es lo mejor de la vida!

    Besitos

    1. Y no sólo es eso, han pasado muchas cosas en ese país por el cambio climático!Pero se hace lo que se puede por lo menos para informar y poner nuestro granito de arena.
      TOTALMENTE. Amo ser del caribe, por donde veas el paisaje es paradisíaco. Un besote, ReM!

Deja un comentario