Vinicunca: higher than I ever been

Todo lo que tienes que saber antes de ir a la Vinicunca o Montaña de los 7 colores en Cusco, Perú.

“Los idiomas hay que saberlos cuando uno va a vender algo. 
Pero cuando uno va a comprar, todo el mundo le entiende como sea”
El amor en tiempos del Cólera – Gabriel García Márquez

Día #118. Viernes 23 de Noviembre

Tengo cuatro días levantándome a las cuatro de la mañana. Miento. Son tres. Hoy el despertador sonó alrededor de las 3:50 am. Eso no pasa desde mediados de mi carrera universitaria. Tengo cuatro días cumpliendo sueños. Conociendo lugares increíbles que no puedo describir con palabras ni inmortalizar con imágenes o videos porque son mucho más que eso.

Hoy estuvimos en la montaña de los siete colores y fue asombroso. De nuevo, no podía creer que estaba ahí, a 5200 metros sobre el nivel del mar. Higher than I ever been. La subida volvió a ser matadora pero no tanto como las escaleras a Machu Picchu. De la montaña de los siete colores lo que te pega es la altura a la que estás.

Ese es un fragmento de lo que escribí en mi cuaderno de viajes ese día en el que conocimos Vinicunca. Lo desarrollé un poco más en la publicación de Instagram que hice ese día. Para y por fines más prácticos, este post será complementado con recomendaciones e información sobre este destino.

Sobre Vinicunca, Montaña Arcoíris o Montaña de los 7 colores

La Montaña Arcoíris es un atractivo bastante nuevo (en comparación con otros lugares de Cusco). Está ubicada en la Cordillera del Vilcanota, en el distrito de Pitumarca a unos 100 kilómetros al sur de Cusco. Su impulso turístico y popularidad fue generado en su mayoría desde el 2016 y causado por las redes sociales.

Nació cuando se descongeló y erosionaron una diversidad de minerales que le otorgaron los colores que hoy se pueden apreciar. Según la explicación en un artículo de la BBC, los sedimentos transportados por el agua que antes cubría la zona datan desde hace millones de años en los que fueron formando capas que hoy se visualizan como las franjas que se pueden apreciar. Luego, el movimiento de las placas tectónicas del área elevó estos sedimentos hasta que se convirtieron en montañas. 

Se dice en muchos lugares que el calentamiento global fue el que provocó que se descongelara esta zona, pero hay otros expertos que niegan que haya habido hielo en esa montaña al menos en el último par de décadas. Los lugareños más viejos alegan que hace unos 70 años sí estaba cubierta de nieve. De cualquier manera, todos ellos coinciden en que si bien no fue el calentamiento global directamente, es bastante probable que el cambio de clima si haya afectado de alguna u otra manera en esta zona.

National Geographic y otras instituciones u organizaciones en el área turística han nombrado este destino como uno de los 100 lugares que se deben visitar antes de morir. Las entradas a este destino no se pueden comprar en internet y es más bien un costo simbólico que cobra la comunidad para mantenerse. Cuando nosotros fuimos estaba costando 15 soles.

Hace poco (el año pasado) se firmaron e hicieron oficiales acuerdos en los que se cedía la concesión del suelo para explotar la minería en la zona, pero es evidente que todos los lugareños se niegan y aún no se ha hecho nada. Esperemos que se mantenga así.

Recomendaciones para visitar Vinicunca, Montaña Arcoíris o Montaña de los 7 colores

  • La Montaña de los 7 colores está a más de 5200 metros sobre el nivel del mar por lo que los expertos recomiendan su visita en los últimos días del viaje a Cusco, una vez tu cuerpo se haya acostumbrado un poco a la altura de la zona.
  • El trekking es bastante corto. Son aproximadamente 5k, que se traducen entre dos y tres horas. La altura hace que sientas todo más forzado, pero vale la pena totalmente.
  • Puedes pagar un caballo que te suba, aunque de igual forma llegan hasta cierto punto en donde ya no pueden transitar y, además, la altura les pega mucho a los pobres animales. No tengo información de los costos, porque varían según varios factores, sobre todo porque son los mismos cusqueños que viven en el lugar los que hacen este servicio y ellos ponen su propio precio.
  • Lleva abrigos impermeables, sobre todo si vas en la época lluviosa de Cusco (de noviembre a marzo). Nosotros corrimos con suerte, pero dos días antes de nuestra visita, unas señoras que conocimos en Machu Picchu fueron y les nevó subiendo. No pudieron ver los colores de la Montaña y el retorno fue bastante peligroso porque podían resbalar. Además de que se empaparon todas.
  • La mejor época para visitar este lugar es de abril a octubre, ya que no hay riesgo de que haya nevada o llueva mucho en Cusco. Nosotros, repito, fuimos demasiado afortunados (pueden ver el cielo radiante en las fotos).
  • Puedes ir por tu cuenta o contratar un tour en Ciudad de Cusco. El precio es más o menos el mismo, sobre todo si consigues regatear el tour. La ventaja de ir con el tour es que la mayoría, además del transporte, ofrece desayuno y almuerzo. La desventaja es que tienes que adaptarte a sus tiempos.
  • Lleva chocolate o algo dulce para controlar un poco la presión por la altura. Y por supuesto, agua para mantenerte hidratado. Es totalmente normal que cuando bajes y ya estés yéndote presentes dolor de cabeza o mareos. Vimos gente que hasta vomitaba.
  • En Cusco todo está a varios kilómetros de distancia así que no te extrañes si tienes que levantarte a las tres o cuatro de la mañana para visitar este destino.

¡Compárteme en Pinterest!


20 comentarios de “Vinicunca: higher than I ever been”

Deja un comentario