Primera vez en un hostal: todo lo que tienes que saber

Existen muchas dudas en lo que respecta al hospedaje económico, para ello te cuento todo lo que tienes que saber para sobrevivir a la primera vez en un hostal.

El blog va iluminándole el camino al autor: es ésa su virtud 
José Saramago

Jueves 22 de noviembre 2018

Ahora nos quedamos en el hostal Colonial en la calle Melo 405. Regateamos una habitación compartida hasta 20 soles por persona. Lo mismo que una privada en Aguas Calientes, pero, a diferencia de esa, aquí el calentador de verdad funciona, el ambiente no tiene sentido de lo buena vibra que es y por fin sentimos que nos detenemos y estamos cómodos. Varios días de aquí para allá y quedándonos en hostales sin realmente estar en ellos puede ser agotador. En el hostal Colonial hemos encontrado un lugar para ser, más allá de estar.

Todo lo que tienes que saber si es tú primera vez en un hostal

Primero que nada,
¿qué es un hostal?

También puedes ver que está escrito “hostel” (es la palabra anglosajona, pero a veces en Latinoamérica también la usan) y la Real Academia Española da una vaga definición en la que lo resume como un “establecimiento hotelero de categoría inferior a la del hotel.”

Quizás sí es así de sencillo el significado, sin embargo, hay otras características a considerar: entre las más resaltantes está que los hostales son lugares en donde puedes quedarte en cuartos compartidos con otros viajeros. Ésta es quizás la mayor diferencia con los hoteles convencionales y el mayor atractivo porque tiene ciertos beneficios que conquistan a cualquier viajero con alma curiosa, libre y exploradora.

Ventajas de quedarte en un hostal

Son mucho más económicos que los hoteles lujosos o convencionales

Conoces a gente de todos lados del mundo y en su mayoría viajeros con muchos intereses parecidos a ti

Muchos de ellos tienen la opción de voluntariado, así que puedes intercambiar horas de trabajo por estadía

Es una experiencia totalmente fuera de lo común

¿Ya dije que son muy económicos en comparación con los hoteles convencionales?

Los hostales pueden tener varios tipos de habitaciones:

Habitación privada con baño privado

Habitación privada con baño compartido

Habitación compartida mixta con baño privado

Habitación compartida solo niñas (o solo niños) con baño privado

Habitación compartida mixta con baño compartido

Habitación compartida solo niñas (o solo niños) con baño compartido

Usualmente las habitaciones compartidas pueden ir desde cuatro hasta veinte personas (quizás hasta más, pero solo he conocido hasta 20 personas en mi experiencia). Si no reservas antes de tu viaje y eres de los que se va a la suerte de lo que consiga el mismo día que llegue, lo que puedes hacer es preguntar qué tipo de habitaciones tiene y los precios de las mismas.

A veces pasa que llegamos y si preguntamos solo por los precios de las habitaciones, el recepcionista omite las habitaciones compartidas porque muchas veces asumen que estás interesado en las privadas. Anímate a preguntarle por las compartidas sin ningún tipo de vergüenza.

RECOMENDACIONES GENERALES

Debes llevar todo tu equipo de lencería: toallas, cobija (aunque usualmente las camas están ya vestidas, por ahí leí que “mientras más barato es un hostal, menos lavan las sábanas”, el sleeping es una buena opción) y sandalias tipo flip flops –sobre todo cuando tienes intenciones de usar baño compartido-.

Si eres de sueño ligero, lleva máscara para dormir y tapones de oído. Estés donde estés, nunca falta el que sale y entra de forma ruidosa a cualquier hora del día o la noche.

Si es una habitación con literas y vas solo, lo recomendable es elegir la cama superior. Quizás sea incomodo subir y bajar, pero muchas experiencias raras en los hostales rezan frases tipo “algo comenzó a gotear desde el colchón de arriba” o “compartí litera con una pareja que tenía sexo salvaje en la cama superior”.

 A veces, simplemente pasa que puedes conseguir a cualquier persona sentada en tu cama –aunque en teoría la cama es lo único “tuyo y privado”- y esto no ocurriría si es la de arriba.

Elige una cama que no esté cerca de una ventana, puerta, baño o cualquier cosa en la que sepas que van a estar pasando distintas cosas –y personas- que perturben tu paz, tranquilidad y sobre todo privacidad.

No te extrañes si tus compañeros no hablan tu idioma y se la pasan riéndose todo el día sin tener en cuenta que tú no entiendes ni una palabra de lo que están diciendo.

Debes estar preparado para que cualquier niño o niña salga del baño mojado y entre a la habitación en ropa interior –o desnudo-.

Tampoco te sorprendas si presencias relaciones sexuales en el baño mientras tú te cepillas o te duchas.

Muchas de estas cosas nos ocurrieron en Cusco, pero nada fue desagradable. La verdad fue divertido porque salimos de nuestra zona de confort y compartimos con personas de otras culturas de las que aprendimos mucho.

Debes llevar contigo un candado SIEMPRE. Por más buena gente que parezcan todos, nadie es amigo de lo ajeno y muchas personas han sufrido robos en hostales. La mayoría tiene un locker privado por cada cama, pero tú debes tener cómo sellarlo.

Si estás planeando quedarte en un hostal con cocina para ahorrar, recuerda llevar tus cubiertos y potes de comida.

Y recuerda limpiar todo lo que uses.

¡Tips extras!

La ventaja de viajar en temporada baja es que puedes hospedarte en una habitación compartida con 20 personas (o la que tenga más camas y sea probablemente la más barata) y es muy seguro encontrarla casi vacía.

Esto nos pasó en Cusco: dejamos de pagar una habitación privada en un hostal barato lejos de la ciudad y sin áreas comunes, por hospedarnos en el Hostal Colonial, un lugar súper bohemio y bonito; incluía desayuno y estaba súper cerca de los imperdibles del Casco Histórico. ¿El secreto? Pedimos camas en la habitación compartida con 20 personas que, como era temporada baja, no estaba ni la mitad de llena.

Puede sonar como de principiantes, pero trata de que siempre te muestren la habitación en la que te quedarás antes de pagar. Así podrás observar que tal las camas, la gente, la limpieza y sobre todo si vale la pena el precio con lo que te están ofreciendo.


Este post no es patrocinado por el Hostal Colonial -que fue donde nos hospedamos en Cusco-, pero disfrutamos un montón nuestra estadía y aprovechando que las fotos son ahí, les dejo su información porque de verdad es 100% recomendable:
Página web: TunquiHostels.com

Facebook: Tunqui Meloc Hostel Cusco
https://www.facebook.com/TunquiMelocHostelCusco/

Instagram: TunquiHostel
https://www.instagram.com/tunquihostel/


Marcar como favorito enlace permanente.

10 comentarios

  1. Super interesante esta información me viene fantástico para próximos viajes

  2. Super buenos tips!! Yo la verdad es que he ido muchas veces a hostales y en general las experiencias han sido buenas. Aunque ahora ya opto por hoteles o apartamentos 😉
    Un beso

  3. Quedarse en un hostal es toda una experiencia…
    Yo lo hice una vez con mi familia y fué bastante divertido 🙂

    • ¡Qué cool que lo hiciste con tu familia! Yo veo poco a mis padres haciéndolo, jajaja. Muchas gracias por tu comentario, un beso!

  4. Muy buenos tips para futuros viajes. Yo la verdad es que sí me he hospedado en varios :). ¡Besitos!

  5. Hola guapa
    Muy útil toda la información que nos compartes sobre los hostales
    Tomo nota
    Un besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =

  • Best Car Seat Covers : Beddinginn

  • Luvyle casual dresses