¿Cuál es el origen del término Luna de Miel?

¿Alguna vez te has preguntado de dónde viene la idea de luna de miel?

lugares para ir de luna de miel
I never kwew that I could love someone the way I love you...
White dress - Ben Rector

Si amas viajar, seguro casarte para ti es sinónimo de Luna de miel. Como para mí, no te sientas juzgado. Y no es que yo piense mucho en casarme, al menos por el momento, pero sí siempre estoy pensando en un viaje y ya que últimamente hay tantas bodas por ahí y entre tanta tradición… ¿de dónde viene esa costumbre de hacer “un viaje nupcial” al que llamamos honey moon?

¿Cuál es el origen del término Luna de Miel?

Hay distintas teorías, algunas incluso desde hace más de 4 mil años en Babilonia. La verdad, todas tienen que ver con el ciclo lunar que dura 28 días –casi un mes-, hidromiel y el aumento de la fertilidad o prosperidad en el matrimonio. En un resumen muy general, la honey moon en distintas culturas era alguna tradición que se hacía por todo un mes. En muchos casos el beneficiado era solo el hombre, pero mi favorita tiene que ver con los dioses nórdicos –de mis mitologías favoritas- y cuenta que ellos –y los Teutones también- celebraban las bodas sólo en las lunas llenas.

Además, las parejas debían beber hidromiel en la boda y durante todas las noches siguientes hasta la llegada de la próxima luna llena. Solía creerse que Odín –padre de todos los dioses nórdicos-, había bebido esta sustancia de bebé y por eso tenía su fuerza sobrenatural, lo que creo la creencia de que para aumentar la fertilidad y las posibilidades de tener un bebé varón, esta bebida a base de vino y miel era ideal.

Lo cierto es que, en algún punto de la historia, todas las teorías y mitos alrededor del origen de la luna de miel mutaron y trajeron como consecuencia lo que conocemos actualmente con el nombre, y va de un viaje nupcial, en la mayoría de los casos hecho después de haber contraído matrimonio.

Muchas veces este viaje se convierte en el mejor que han tenido los novios porque representa ese final del noviazgo informal e inicio de una nueva vida juntos. Sin embargo, nadie lo sabe hasta que le pasa ¡como todo en la vida!

¿Por qué la gente va de luna de miel?

Las razones modernas para ir de luna de miel pueden diferir ligeramente de las anteriores en la historia y el significado de la luna de miel en la antigüedad. No obstante, también hay muchas similitudes que permiten comparar los viejos significados a algunos «nuevos», o los motivos por los que se hace actualmente.

1) Para celebrar su matrimonio

Mucha gente hoy en día ve las lunas de miel como el gran final de las celebraciones de la boda. Como ya comentamos, en las culturas occidentales, la luna de miel es casi tan parte de la boda como el uso de un vestido blanco y el intercambio de anillos.

Considerando la cantidad de pensamiento, esfuerzo y preparación que hay en la planificación de la boda en estos días, a veces la luna de miel es un premio muy necesario después de todo el estrés de la preparación para el gran día.

2) Para permitir el compañerismo

Alejarse de las distracciones e interrupciones de la vida cotidiana permite que los recién casados se conecten y disfruten de la compañía del otro y, por lo tanto, comiencen la vida matrimonial juntos con la mejor nota posible. Estar juntos sin que nada de lo cotidiano interfiera en su relación, crea las condiciones más óptimas para fortalecer su intimidad y contribuir al romance.

Dependiendo de las preferencias personales, puede ser una oportunidad para descansar y relajarse lujosamente juntos, para explorar el mundo juntos o buscar aventuras juntos. No importa cuál sea la preferencia de una pareja, el «compañerismo» es el tema subyacente de la luna de miel, y esperamos que sea un compañerismo dulce.

En este artículo 100 lugares para ir de luna de miel puedes ver una lista enorme de todos los sitios a los que puedes ir y las distintas formas en las que puedes viajar. Desde las más arriesgadas y aventureras, hasta las más lujosas y elegantes.

3) ¡Lo dice la Biblia!

En Deuteronomio 24:5 está escrito que «Cuando un hombre se casa por primera vez, no necesita salir en una expedición militar, ni se le impondrá ninguna obligación pública. Estará exento un año por el bien de su familia, para alegrar a la esposa con la que se casó».

La tradición de la luna de miel no suele durar un año entero. El término luna de miel sugiere que habría durado un mes lunar. Sin embargo, la tradición de la luna de miel puede ser inspirada en parte, o al menos apoyada por este pasaje bíblico.

4) En los casos de matrimonios concertados, hay tiempo para conocerse mutuamente

Los matrimonios arreglados o los matrimonios por captura fueron una vez mucho más comunes de lo que lo son hoy en día. Pasar tiempo juntos después de casarse era ideal para saber más sobre su pareja, y proporcionó la oportunidad de aclimatarse a la vida en común.

Hoy en día, los matrimonios concertados siguen siendo llevados a cabo por algunas culturas, y para ellas, la experiencia de la luna de miel sigue teniendo el propósito de conocerse en un ambiente lejos del ajetreo de la vida cotidiana, con la esperanza de que en un entorno hermoso y romántico para que el amor pueda florecer mejor.

5) Para visitar a los familiares en el extranjero que no pudieron venir a la boda

En el pasado la gente no viajaba muy lejos para su luna de miel. Debido a que viajar era tan caro, era sobre todo para los más ricos. Aquellos que se encontraban en una buena posición económica para viajar a menudo aprovechaban la oportunidad de su luna de miel para visitar a los parientes que no podían venir a la boda.

Alrededor del 1820′s se hizo más común viajar en la luna de miel; tanto es así que los franceses comenzaron a llamar a esta costumbre británica de viajar después de la boda «voyage a la facon anglaise«, es decir, el viaje al estilo inglés. Se cree que los británicos se inspiraron para utilizar el tiempo después de la boda para viajar por un concepto tomado de la élite india en el subcontinente indio.

6) Es el momento ideal para intentar tener un bebé

Pensar en el mes posterior a la boda como «tiempo de hacer bebés» proviene de dos de las teorías un poco más cuestionables detrás de los orígenes del término «luna de miel».

La primera teoría:

Algunos sugieren que el término luna de miel se basa en una antigua práctica de beber un licor de miel fermentado, similar al hidromiel o metaglina, todos los días durante un mes después de la boda, para aumentar la fertilidad. No sólo se pensaba que la miel aumentaba la fertilidad, sino que algunos creían que la miel tenía propiedades afrodisíacas Y aumentaba las posibilidades de obtener un heredero masculino.*

Algunos dicen que esta tradición surgió en los antiguos teutones y babilonios, y otros dicen que surgió en el norte de Europa, como mencionamos anteriormente.

Aunque esto es una buena historia para el origen del término luna de miel, el hecho de que la primera referencia textual para este término provenga del siglo XVI arroja dudas sobre si los orígenes de esta tradición podrían ser realmente más antiguos que esto. Dicho esto, se ha creído que la miel estimula la fertilidad a lo largo de la historia, posiblemente desde la antigua Grecia o incluso antes, así que aunque muchos etimólogos dejan de lado esta teoría como etimología popular, una parte de mí todavía piensa que tal vez esta teoría todavía puede ser un contendiente de donde se origina el término luna de miel.

*(Por cierto, con referencia a las propiedades para la fertilidad que según estas teorías tiene la miel, no pude encontrar ninguna evidencia en mi investigación de que eso sea totalmente cierto, además del hecho de que da un impulso de energía a partir del azúcar de liberación rápida que puede ser relevante para aumentar temporalmente el impulso en este departamento. Sin embargo, no es mi recomendación, ya que es sabido que los azúcares de liberación rápida no son buenos para la salud en general).

La segunda teoría

He mencionado que los matrimonios de captura fueron una vez más frecuentes de lo que son hoy en día. Algunas etimologías populares, como la escrita en el libro de Charles’ Pantati «The Extraordinary Origins of Popular Things» (Los orígenes extraordinarios de las cosas populares), sugieren que el término luna de miel surgió de la palabra nórdica «hjunottsmanathr» (hjunottsmanathr), que significa «en la clandestinidad» y describe el tiempo posterior al secuestro y la captura de una nueva novia.

En el mes siguiente a su secuestro, su nuevo marido la escondería y trataría de embarazarla en el primer mes, para sellar el matrimonio y hacerlo irreversible, de modo que fuera suya y, por lo tanto, no pudiera ser reclamada por nadie más. Otras fuentes sugieren que quedarse embarazada no fue necesariamente la primera intención de esta época, sino que el secuestrador simplemente permanecía escondido hasta que la familia de la novia dejó de buscarla, y la ira dirigida contra él y, por lo tanto, el peligro para su vida, se desvanecía.

Muchos etimólogos ponen en duda la validez de esta teoría, sobre todo por el desajuste de tiempo entre el primer registro textual de la palabra luna de miel en 1546 y el tiempo sugerido en que se habría practicado el Hjunttomanathr, siglos antes. ¡Pero es una buena historia!

¿Te han entrado ganas de viajar de luna de miel? ¡A mi sí! ¿Cuál historia o razón es tu favorita para hacerlo? ¡Comparte tus impresiones en los comentarios!


Deja un comentario