Bikinis de GoldSeaSwimwear para el verano

No sé si llegue a ser el mismo
Que imaginaste en tu destino
De vez en cuando soy un niño
Dudo que pueda ser distinto
Si negociamos los caprichos
Será más fácil el camino
No Soy - San Luis

Como dicen por ahí: cada verano tiene su historia y hay pequeños hitos que sin darnos cuenta se convierten en buenos recuerdos de esas vacaciones. Pueden ser canciones, pueden ser películas, pueden ser prendas de ropas, o hasta paisajes que no volveremos a mirar con los mismos ojos. A veces no te das cuenta sino hasta que ya ha pasado la temporada, vuelves a todo ello y voilá, lo recuerdas con nostalgia. Saudade.

Hace par de veranos me encantaba generar contenido sobre looks de sol, playa y arena. Amaba pasearme por las costas de mi estado y capturar sus playas con piezas que dejé de guardar para el viaje perfecto y comencé a utilizar cuando me tentaban en mi closet. Porque Carrie dijo algo como que hay vestidos o looks que esperan toda una vida para ser llevados, pero yo digo que la vida resulta muy impredecible en ocasiones como para guardar cosas. Yo todo me lo estreno, todo me lo gasto. Si no, ¿para que lo obtuvimos?

Alguien que haya estado trabajando alrededor de diez años en el mundo de la moda, sabe que como decía Yves Saint Laurent: lo más importante de un vestido es la mujer que lo lleva puesto. La ropa, más allá de satisfacer una necesidad que a veces creemos banal, tiene un carácter utilitario que predomina sobre cualquier otra característica y el cual demanda que se tome en cuenta a las personas que la van a llevar sobre todas las cosas.

El caso de los trajes de baño es mucho más estricto en este sentido. Cuando se va a estar tan expuesto, no hay nada como vestir lo que te genere más confianza. Con lo que sabes que nada puede salir mal. Cristina, la fundadora de la marca española de bikinis GoldSeaSwimwear, es una de esas personas a las que una década de labor en la industria le ha dado mucho.

Su experiencia está basada en viajes que ha hecho por múltiples países donde ha capturado las tendencias y diseños de trajes de baño, bañadores o bikinis, que se han mezclado con sus ideales y resultan en prendas destacadas por su comodidad, su calidad y por la figura que dibujan en el cuerpo de todas las que adquieren la marca.

Qué importante es que cuando uno viste menos, se sienta más segura que nunca. Nada se escapa, nada se nota. Un traje de baño perfecto no es ese que te hace lucir el cuerpo estereotipado sino el que puede equilibrar lo que necesitas y resaltar lo que más te gusta. El que te sienta bien y no te genera para nada incomodidad. Sobre todo, el que te hace sentir la mujer más segura, bonita y si lo quieres, sexy del mundo.

Por ahí leí también que la confianza en ti misma te hará más feliz que cualquier talla o peso y le doy crédito. Y también a eso de que la ropa puede jugar un papel importante en nuestro ánimo y cómo nos sentimos. Y por eso, aunque esto se vuelva cíclico, resalto que un traje de baño adecuado puede hacerte lograr grandes cosas.


Deja una respuesta