Au revoir, 2017!

Consideré el 2016 como el mejor año para el blog hasta la llegada de este 2017, que fue mucho de lo mucho mejor.   Cada vez que me siento a hacer el post de despedida del año, leo el de los anteriores (2014, 2015, 2016). Es impresionante como me paseo por cada estado de ánimo según cómo haya terminado esa época. Es decir, cada post es un sentimiento distinto que vuelve a mí tal y como si estuviese ocurriendo en el momento. El 2016 lo cerré con el ánimo al mil porciento. Motivada, feliz. Lo había considerado el mejor año para el blog ¡y apenas si lo que se venía para el 2017 eran solo deseos! Lo único que me vino a la cabeza cuando leí que el año pasado fue el mejor para el blog, es que como este… Leer completo

  • 728x90