Que el encierro no nos aleje de sacar nuestro espíritu fashion lover a la realidad

Perdimos el centro
Antes de volver afuera hay que regresar adentro
Y que todo sea distinto y la verdad nunca se rinda
Hasta las cosas lindas deberían ser más lindas
Residente

Después de esto, los hábitos de consumo van a cambiar. Es un secreto que el covid-19 nos ha revelado públicamente a todos. Es ese proceso que un día cambia la progresividad por la inmediatez. Algo que iba a ocurrir en algunos años ahora solo ha tomado par de meses. La pausa necesaria ahora se volvió el cambio necesario. ¿qué tal si en lugar de volver a la normalidad, empezamos de cero? Antes de volver a fuera, hay que regresar a-dentro, canta Residente en su último éxito de cuarentena. Siete minutos de besos antes-que-se-acabe-el-mundo y en algunos casos bien incómodos, pero que no dejan de conquistar pantallas.

¿Ahora hasta las formas de consumir arte cambian? Todo adquiere más significado. Y algunos avanzamos, cambiamos, aprovechamos. Otros nos quedamos atrás. Nos cuesta el cambio. Nos cuesta entender que eso de la normalidad ahora se come con más horas en casa. Con menos sociabilidad. Con menos gente a nuestro alrededor. O la necesaria. ¿serán ahora los tapabocas parte de nuestros outfits? Si ya lo son, por supuesto.

La moda también cambiará. Tiene años cambiando, pero al parecer no había sido suficientemente rápida para acatar las exigencias del planeta. Al parecer ninguno de nosotros lo estaba siendo. Quizás nos estaba costando mucho tomarlo en serio. Así que nos han dado un sacudón. Nos han metido en una burbuja que tiene nuestros muebles, nuestras personas, nuestras pertenencias más preciadas y nos han puesto de cabeza. Se siente como si la jeva casi nazi del vídeo de Caracas, ciudad de despedidas ha tomado el control del mundo.

Y el mundo, adivinen qué, quiere estar mucho mejor ahora. Y lo que nos estaba exigiendo, pues no queda otro remedio que hacerlo, porque aunque siempre hay otra opción, esta vez es La opción. Hacernos más conscientes de lo que consumimos, comprar local, lo necesario y lo indispensable toman un papel protagónico. Lo demás sobra. El minimalismo en estado puro, eso es lo que nos va a dejar el covid-19: lo esencial. Darnos cuenta que podemos vivir con menos, lo que nos hará vivir más.

Así es la moda. Y así será. Ahora hay varias premisas a tener en cuenta como buenos fashion lovers que quieren sobrevivir al encierro.

Consejos de moda para sobrevivir al encierro:

Las tendencias cambiaron, pero solo hay que adaptarnos

Seis meses esperando la primeravera/verano para esas piezas prometedoras y ahora lo trendy está encabezado por pijamas, work out looks, ¡leggins! ¿quién lo diría? La comodidad será la dueña de nuestros mejores looks en los próximos meses. Pero no hay porque evitar agarrar cualquier ocasión y arreglarnos un poco más: un vestido floreado y vaporoso para alegrar las tardes calurosas del verano, un peinado con ondas para hacerle la mejor compañía, los pies, descalzos, eso sí, que el calor de los zapatos no nos moleste.

Menos es más ¡y ahora más que nunca!

¿Ya limpiaste tu armario? Utiliza la consigna que tomó mi vida durante este confinamiento: “si no me encanta, no lo necesito” y dona todo lo que ya, definitivamente, no utilizas. Crea looks infinitos con lo que te quedes, y utilízalos de vez en cuando. Incluso en el encierro podemos sentirnos especiales.

Y en cuanto a los accesorios…

¿Qué hay de ponernos nuestros lentes de sol favoritos para broncearnos en el balcón o la terraza? O estrenarnos los collares, cadenas, anillos, zarcillos y brazaletes que compramos para esas ocasiones especiales y hacerlos los protagonistas de la sesión de fotos por vídeo llamada que haremos con nuestro amigo fotógrafo.

No dejemos que los cambios nos abrumen. En lugar de volver a la normalidad, empecemos de nuevo con la consciencia de vivir un día a la vez.