Algunas cosas que hemos aprendido sobre una clínica de estética y mi experiencia con algunos tratamientos

Un solo minuto. Él minuto del soldado. En una batalla, es lo único que se obtiene. Un minuto de todo a la vez. Y todo lo anterior es nada. Todo aquello que venga después, nada. Nada comparado con ese minuto.
Thomas Shelby – Peaky Blinders

Una de las últimas propuestas que realizamos en la Agencia Bloom estuvo enfocada en el tema de la salud relacionada con la estética y la cosmética. Es una industria que va cada vez más en alza, porque ante todo el tema de los tratamientos innovadores que puedes hacerte para transformar o mejorar tu cuerpo (que siempre debe estar alineado con tu bienestar espiritual, pero eso es otro tema), las personas prescinden de las operaciones y eligen probar nuevos métodos.

Descubrimos que para hacer tu propia clínica de estética puedes tener hasta 5 (o más) áreas en las cuales especializarte.

5 elementos necesarios para tu clínica estética:

Presoterapia

Como persona que sufre –hereditariamente- de la circulación, este es un tratamiento que llama mucho mi atención y está en mi lista de procedimientos que me interesan probar. Se trata de una técnica médica que logra un drenaje linfático en personas que sufren del sistema circulatorio, piernas cansadas, arañitas vasculares, edemas, ¡hasta celulitis y acumulación de grasa!

La presoterapia se realiza aplicando aire al cuerpo y para ello se utiliza un traje neumático en el que se distribuyen las presiones de aire a lo largo de las zonas afectadas. Lo más importante: se dice que es un tratamiento no doloroso y saludable. También que los resultados son relativamente inmediatos, pero eso habrá que comprobarlo.

Láser (diodo)

Este es un sistema de depilación definitiva que elimina el vello corporal de todo tipo de piel (también puede ser aplicado en prácticamente todo tipo de pelo). No tiene ningún tipo de riesgo peligroso y puede ser aplicado en cualquier época del año. El dispositivo elegido para el tratamiento emite una luz monocromática y unidireccional cuya longitud de onda logra destruir el folículo piloso. La alta potencia reduce la duración de tiempo de pulso, lo que consigue la cantidad de energía suficiente para lograr su objetivo.

Me hice este tratamiento hace unos años y ¡funciona! Ahora tengo que retomarlo porque dejé de hacerme el mantenimiento hace algunos años, pero cada sesión merece la pena.

Masajes

Los masajes son una combinación de diferentes estímulos físicos, mayormente a través de la manipulación manual, aunque en ocasiones se puede utilizar algunos aparatos mecánicos o eléctricos. Se realizan sobre distintas partes del cuerpo según los distintos fines que se persigan. Hay masajes terapéuticos, estéticos, relajantes, deportivos, preventivos y hasta sexuales. Se aplican sobre los tejidos blandos del cuerpo: la piel, el tejido muscular y conjuntivo o conectivo.

Peluquería

En su definición más estricta una peluquería, o el área de peluquería, hace referencia a todos los tratamientos o acciones que se realicen sobre el cabello. El fin debe ser el cuidado máximo del cabello, teniendo en cuenta la apariencia y estética. Puede implicar desde un corte sencillo hasta tratamientos más profundos e intensos.

Velashape

Es un dispositivo –el único aprobado por la FDA (Administraicón de Alimentos y Medicamentos de EEUU)- que trata la celulitis, la grasa localizada, la flacidez y la modelación corporal. Es una tecnología exclusiva y patentada que trabaja con infrarrojos para destruir la grasa, con radiofrecuencia para reafirmar el tejido, con masajes hechos por rodillos automáticos y reductores (vacuumterapia), todo con un solo aparato.

Todas las máquinas e insumos necesarios para montar tu propia clínica estética puedes encontrarlos en Lipobody. Desde los muebles para que tus futuros clientes esperen, hasta la más alta tecnología en aparatos para los tratamientos y áreas antes mencionadas.