My lifes as Carrie Bradshaw versión una reflexión corta sobre un libro de moda en Venezuela y la ropa vaquera

Eres todo lo que necesitaba 
Ya lo entendí ya veo las cosas claras
Estas aquí no necesito más
Todo es más lento cuando te me vas 
Clara - Anakena y Alkilados

«La historia de la moda es cíclica», what a concept, uh? Hace poco en una de las clases de marketing de moda que estamos dando para la Academia Barhoum, hablaba de uno de los conceptos que más me gustan sobre Moda y se encuentra en el libro Con trazos de Seda de Cecilia Rodríguez Lehmann y de cómo es la única autora que conozco -en mi poca experiencia- que aborda el tema en Venezuela.  

El texto es una investigación exhaustiva que une la moda con la política en un contexto donde se determinó muchas de las influencias que tenemos hoy en día en el país. No sólo en la indumentaria, porque tal como siempre hago referencia: la moda va más allá de la industria textil. Aunque su objetivo era dar una mirada al periodismo y cómo se abordaba la fashion industry en la época, consigue dar un panorama sorprendente sobre moda, periodismo, publicidad y política.

Dando unas ideas al respecto recordé cómo siempre la moda ha estado tan vinculada a lo social, cultural e incluso lo político. Cómo es que nada es aislado en una sociedad y una práctica que se creería más bien “banal”, influye tanto en la forma en la que nos relacionamos y lo que transmitimos a nuestro entorno -y al mundo-. Tema que también abordo en las clases de asesoría de imagen. 

Con trazos de Seda explica cómo las influencias fashionistas viajaban de Francia a España y de allí nos llegaban, por nuestro fuerte vínculo siempre con Europa, que poco a poco fue desplazado por la influencia americana. No sólo en la moda, también en otros espacios, así como estaba ocurriendo en el mundo. Si no fuese así, quizás hoy llamaríamos a los jeans o las piezas denim, vaqueros o ropa vaquera, que no es lo más común en latinoamérica, por ejemplo. 

Sin embargo, esa misma influencia y todo el proceso de “Aldea Global” que vivimos actualmente, nos permite entender a la perfección cuando vemos que tiendas como Bustins, originaria de la Costa Brava, se cola en el mercado con su ropa vaquera de mujer y nos conquista. Y al meternos en la web entendemos muy bien de qué va y qué es lo que buscamos ahí. Incluso ellos, españoles, nacieron con fuerte influencia de la moda americana y poco a poco se fueron apropiando del jean o denim para crear una marca que es un estilo de vida. Como el tejido. ¿Qué haríamos sin él? Si aunque no uses pantalones vaqueros, tenemos chaquetas, vestidos ¡y hasta zapatos en este textil! 

La moda es cíclica y estamos globalizados. Hace décadas las influencias viajaban en barco y llegaban en meses, hoy lo hacen en segundos. Hace un siglo llegaba lo macro a lo micro, a cualquier rinconcito, con lentitud. Hoy lo micro, casi a la velocidad de la luz, puede ser reconocido en todo el mundo. Una “moda” que nació en América, así uno de sus autores (Levi Strauss) tenga origen alemán, así se consigan antecedentes de él hasta en Sudamérica. América los llevó al estrellato y el mundo se los ha quedado porque it’s all about them. ¿O no?