Más soliloquios sobre mi evolución en el mundo de la moda a través de este espacio.

Todos tenemos ciertas prendas de las que nunca queremos deshacernos 
a pesar de que estén pasadas, rotas, agujereadas o rasgadas. 
De hecho puede que esa manifiesta e insultante decrepitud 
haga que las queramos conservar a nuestro lado con más ganas aún (...). 
Pero lo que más nos gusta de esas prendas es que no le cuentan a nadie todo lo que saben, 
que todas esas vivencias e historias se quedarán entre nosotros, 
como si fueran un diario personal en el que no hace falta escribir
 porque, sencillamente, las costuras actúan de memoria. 
Esas piezas –una camiseta, un vestido, una rebeca quizá...– activan nuestros recuerdos con solo mirarlas. 
Cecilia Casero en Los 7días/ 7looks de Anna Castillo (II).

Si te preguntaran, “¿de qué material están hechos tus recuerdos?”, ¿qué responderías? Difícil, ¿no? Hoy es un lunes de confinamiento de esos como solo suelen ser los lunes de diciembre o enero: melancólico y ocupado. Ya leí que astrológicamente el eclipse y solsticio del fin de semana nos tendría a algunos un poco emocionales y de verdad que cada día me sorprendo más de la energía del universo.

Hoy decidí ponerme un vestido rojo combinado con algunos accesorios Dazzle Luna que me traen muchas memorias agradables: mi compañera de tesis y la amistad que solíamos tener, el matrimonio de Camila Isabel, el inicio de la seriedad con el blog y una de las entradas que más me gustó escribir: El rojo, Valentino y el cine.

Durante por lo menos dos años este espacio fue mi fuente principal de ingresos y aunque no me hice millonaria ni terminé de independizar totalmente, y mucho menos soy best blogger of the year en alguna premiación, aprendí muchas cosas sobre mí misma que me han hecho lo que soy hoy. Este paseo en el que me he dedicado a contar historias sobre tantas experiencias ha evolucionado muchísimo e incluso hoy se ha vuelto más personal que nunca.

Mi camino por el mundo de la moda fue transitado con toda la curiosidad del mundo y con todas las ganas de estudiar y escribir a profundidad sobre una industria que creemos banal. Pero que representa una de las que más empleos da a en todo el mundo y otra de las que tiene más consecuencias ambientales. Es decir, por más superficial que nos resulte estar pendientes de las tendencias, el sistema textil es uno de los más importantes y con el que más estamos involucrados así no queramos.

Actualmente me sigue gustando la moda, sigo involucrada con ella, pero mi visión se ha vuelto cada vez más hacia lo sustentable, aunque todavía esté en los primeros pasos de ese camino. Una de las cosas que dejé de comprar desde hace mucho tiempo fue accesorios. Ya no recuerdo cuando fue la última vez que adquirí alguna cadena o collar, o algún anillo. Estos son mis accesorios favoritos junto a los lentes y los sombreros (aunque ya no los use tanto).

Los últimos han sido regalos que valoro mucho porque me los han dado personas muy especiales para mí y van totalmente con lo que soy actualmente. El blog va iluminándole el camino al lector, así como dijo Saramago.