Soy repetitiva. Sobre todo cuando se trata de las cosas que me gustan. Las que quiero las que sueño lograr. Aunque suene cursi e infantil. De pequeña siempre me gustaba doblar las hojas blancas, gradarlas, dibujar una portada y comenzar a crear una historia.

Viví mi infancia haciendo cuentos ilustrados a mano. No miento. Una de mis actividades favoritas, de verdad, era esa de doblar a la mitad las hojas blancas y hacer mis propios cuentos. recuerdo que me copiaba los dibujos de otros cuentos que tenía. Recuerdo el de el conejo y la liebre, era uno de mis favoritos.

Siempre me ha gustado, además de escribir mucho, dibujar. Pero nunca he sido tan buena. Por eso me copiaba los dibujos de los otros libros en lugar de crear los míos propios.

También recuerdo una trilogía de unos conejos. Hoy no me gustan los conejos. No me gustan los roedores, en general. Pero de pequeña los dibujaba mucho. ¿Sera que yo misma me causé un trauma?

Para lo que nunca he sido buena, tampoco, es para titular. Era la última parte que hacía en mis cuentos ilustrados infantiles y aún es lo último que hago. Y tampoco lo hago bien. Son muy raras las veces en las que el título surge sin sufrimiento. Sin esa visión perfeccionista de que tiene que ser descriptivo pero creativo, que llame la atención, pero también que sea raro. A veces se me ocurre, más bien, un título y luego desarrollo lo demás. Pero, por lo general, incluso de pequeña, cómo acabo de admitir, es lo último que hago y lo que más me cuesta.

¿Y sabían que siempre se me olvidan los títulos de las demás cosas? películas, obras de arte, canciones, incluso libros. Creo que en este sentido también tengo algún trauma.

El punto de todo esto es que publicar un libro es una meta que tengo desde que soy muy pequeña. Y aunque de “Grande” he podido publicar, no ha sido propio y no es lo mismo. Así que es una espinita que tengo que sacarme. Por lo tanto, siempre estoy haciendo capacitaciones e investigando sobre cómo publicar un libro. En todo lo que he hecho he descubierto que Amazon es una excelente opción.

Porque hay infinitas opciones para los creadores. Para todo tipo de autores o presupuestos. Sí, ya me sé hasta las tarifas por publicar en Amazon. Lo que sí hay que tener en cuenta es que hay algunas exigencias básicas para poder hacerlo.

7 requisitos para publicar en Amazon

Un informe de lectura hecho por profesionales

Haber hecho las correcciones de estilo y ortotipográficas necesarias

Tener la maquetación en ebook y papel impreso

Una portada profesional (aunque ellos también las hacen)

ISBN (aunque ellos también lo ofrezcan, lo mejor es uno de editorial)

Hacer el registro de la propiedad intelectual

¡QUERER PUBLICAR!

Estos son los pasos que tengo en cuenta cada vez que pienso en que una de mis opciones predilectas es hacer un libro y publicarlo en Amazon. Siempre vuelvo a ellas para saber que todo es un proceso y que cuando esté lista ¡lo haré!