La tortura de tener que quedarse en un mismo lugar para los amantes del movimiento