My life as Carrie Bradshaw versión carta al cierre de cada mes para evaluar mis emociones

Y exigimos amar 
Maltratando y dañándonos
Y decidimos amar
Porque nada es para siempre salvo este amor
Tú ve - Kevin Johansen, Natalia Lafourcade

Tanto si crees en eso como si no, Abril, comenzaste con la luna nueva en Aries, que se refiere a nuevos comienzos. Incluso cuando hay cosas que no se sienten tan bien, estoy creando y viviendo la vida que sueño. Porque también necesitamos aprender de esas cosas. La vida que sueño tiene aprendizaje y él no siempre es alegre.

Comenzaste en Mérida. La oportunidad perfecta para vestir mi ropa cozy, pero que te contaré en otro momento. E hice, todos los días que estuve ahí, escritura cronometrada a 5 minutos para no perder el hábito. Punto para tener habitaciones separadas ahora en cada HLJ. No me da pena escribir en mi journal porque no hay nadie que me vea. 

Pelee tanto con mis hormonas en las últimas semanas. Más que ningún otro mes en lo que va del 2022. O que recuerde en el último año. Tomamos decisiones apresuradas en las que hay que aceptar las consecuencias. Lo aprendí y vivo con eso.

Pero mientras hubo hormonas descontroladas, hubo finanzas controladas. No sé si es paradójico, pero de cualquier manera, mi estatus financiero me hace sentir orgullosa de mí, porque tengo meses tratando de llegar a donde estoy hoy financieramente. Aún tengo deudas y gasté más de lo que me gustaría en ‘lujos’, pero no hay nada de lo que preocuparse porque es el primer mes en el que esos ‘de más’ no me desestabilizan y las deudas no aumentan. 

You can and you will. 

He estado con muchas cosas en la cabeza y aunque son buenas, la ansiedad pasa factura incluso cuando la pintamos positiva y no me deja dormir. Y la verdad es que a veces uno no se da cuenta de cómo le afecta el no descansar, más allá de estar o sentirse cansado, es el humor de perros a veces, es el dolorcito de cabeza que crees es por estar todo el día en la computadora, es la cerveza que te afecta más rápido, es pequeños detalles que te desgastan.

Abril, perdón por el cambio radical de tema pero… larga vida al Sunset Roll, aunque lo pienso y aún estoy cansada. Quizás al final no es un cambio tan radical. The walking dream no fue the walking dream. Fue el purgatorio. Caminé más durante este festival que en todo el mes. Pero qué bueno ver a tantas bandas y artistas que me gustan y tripearmelo con gente tan especial. 

Me compré el journal la línea y de todos los journal que me he comprado es el primero que realmente me pongo a hacer. Se siente raro rayar un libro de esa manera, pero forma parte del proceso. 

En fin, durante estas últimas cuatro semanas, quise poner en práctica eso de que no tengo que responder los mensajes instantáneamente. Y que, como lo leí en Twitter: todo puede esperar 15 minutos. Aún estoy negociando con mi ansiedad el priorizar lo que yo quiero hacer sobre lo que yo pienso que ‘tengo’ que hacer por responsabilidad. Un día a la vez. 

Abril, gracias, porque me descubrí en mis inseguridades. Fui a lo más hondo y me senté ahí a ver cómo las mejoraba. Y aunque sé que de vez en cuando voy a tener que regresar a ese lugar, ya sé que no es oscuro, tenebroso y frío como lo imaginaba. Puede ser acogedor y lleno de empatía. Porque ser vulnerable es ser honesto y la honestidad nunca puede provenir de un lugar al que le tengamos miedo. 

Ahora sí me voy a despedir, pero no sin antes decirte que a tan solo cuatro meses del 2022 ya he visto como mis resoluciones se van cumpliendo. Te comparto estos highlights que significan mucho y se seguirán desarrollando en los próximos meses: escribir es lo único que he hecho contante durante toda mi vida. Amo los fines en casa. Hicimos la primera Cuadra Cultural y si soy estricta hay varios puntos por mejorar, pero todo salió muy bien. Aprender de lo que no estuvo tan bien y potenciar lo que estuvo bien. Tu puedes y lo harás ha sido mi frase del mes.

Mi libro del mes: Periodismo Al Límite (Antología de crónicas latinoamericanas) y Mapa Reverso, retazos de viaje de Adriana Herrera. La línea como Journal. 

Pegadísima con Irepelusa, Okills y Coldplay 

Descrubrí que me encantan estas comedias negras o dramas españoles en los que todo transcurre en un día o momento y tienen finales que a veces son predecibles o forzados, pero de alguna manera sorpresivos. 

With love,

M.