El covid19 provocó una ruptura no sólo en nuestra rutina, sino también en nuestros hábitos