A seis años de haber abierto este espacio, update de mi vida as Carrie Bradshaw con dilemas existenciales y algunas certezas.

Intercambiar miradas a través de un espejo no había sido tan intenso nunca antes. Conexión. Energía. Vibras. No sé qué es, pero creo en lo que te hacen sentir. Intuición, también le dicen.

Siempre me he sentido muy capricornio. Nunca he creído demasiado en los horóscopos, pero este año en mi poco investigar al respecto, he entendido que la astrología no es más que eso de energía disponible y definitivamente en eso sí que pongo fe. I mean, en la energía. En vibrar. También he entendido que no solo estoy regida por el signo capricornio, sino que para distintas áreas de mi vida pueden aplicar otros del zodiaco. Aunque según mi carta natal tengo una “piscina en capricornio” como me dijo una amiga (muy interesada en la astrología) una vez. ¿Terminé creyendo en la astrología? Sí. Creo que de alguna manera terminé creyendo en la astrología.

Se suponía que el 05 de noviembre de este año postearía algo referente a cómo se siente tener seis años con este espacio, ese día, pero en el 2014 publicamos el primer post. Ese día, este año, estaban pasando tantas cosas en mi vida que por supuesto que escribir para el blog no fue una prioridad. Y de eso va un poco tener seis años en esto, de que ya no es mi principal fuente de ingresos, pero sí un espacio que es muy importante para mí, al que siempre vuelvo para refugiarme. El buen hijo siempre vuelve a casa. O en este caso: una madre siempre va a querer a su hijo. El blog es mi primer bebé. Gracias a él estoy un poquito más cerca de Carrie, aunque no me refleje como ella 100% (ya hablamos una vez sobre esto, cada personaje de SATC es una pieza de un todo).

Ese día amanecí en un lugar en el que no había estado nunca antes. Con la compañía que menos esperé nunca. “noviembre te despeina, te recuerda que el control es una ilusión. Y que lo que está para ti, pues ni que te quites” fue el mensaje astrológico de Mia Astral para mí. El control es una ilusión y tú decides cómo tomarlo. Debo admitir que no soy la más dispuesta a que las cosas se salgan de control, pero con algunas cosas aplico eso de que la vida es como la espuma y por eso hay que darse como el mar. Dejarse ser y que los momentos fluyan.

“El control es una ilusión”, se me quedó en la mente y si le mes comenzó tan inesperado, no quiero saber con qué sorpresas va a terminar. Incluso aunque sean malas. Porque debo confesar que sí, durante estas dos semanas he re-descubierto cosas que daba por sentadas o que “estaban bajo control” y no es así. Y aunque a veces incomoda, ha resultado en crecimiento y situaciones que sé que me llevarán a un lugar mejor.

Di todo mi dinero a la astrología, metafóricamente hablando, cuando más allá de hablar de noviembre, escuché que astrológicamente hubo o hay movimientos planetarios que para mí signo significaron tener una época de bonanza durante el 2017-2018 y el 2019-2020 ha sido de transformación. Y es que tal cuál es lo que he sentido a lo largo de este año. No porque el 2019 y éste hayan sido malos. De hecho, el año pasado tomé par de las decisiones mejores y más importantes de mi vida; es más porque han tratado de preparación, de sembrar para recoger, porque si algo aprendí durante esa buena época es que best is –always- yet to come, y sobre todo después de mucho trabajo y procesos.

Y aquí es donde comparto un mantra que adquirí en la leo season (agosto): focus on yourself and watch your life get better. Y es momento, para mí, de enfocarme en ser eso en lo que me quiero convertir. Así que así celebré los seis años del blog: con las consecuencias de un día que nada salió como lo planifiqué pero me hizo ver mucho.

Highlights de